“¡Cuán grande es la diferencia entre el bien y el mal! ¡No hagas lo que es indeseable para el otro! Sólo con este principio se puede reducir el caos y establecer el orden en la sociedad” TAO-TE-CHING. Lao Tsé.
La felicidad de celebrar con Diario Responsable los diez años de vida

Estoy frente a la página en blanco, tantas veces Jordi me ha invitado a escribir, y aunque decidida dudo sobre como enfocar la colaboración. Sin duda la razón fundamental es trasladar mi felicitación para este momento de celebración, es gritar ¡mil enhorabuenas! por haber llegado hasta aquí, y es manifestar mi confianza y agradecimiento a las personas que dedican su vida profesional a difundir, informar, formar, promover, entre otras, que hay que hacer bien las cosas, ser responsables ¿Es posible que todavía exista alguien que no sepa a qué nos referimos? En este tema soy optimista, es vox populi. 

Hemos sido compañeros en este viaje que dura ya diez años, con un compromiso similar y siento que, a pesar de mis dudas, tenemos que hablar de cambios en la trascendencia y el alcance de la responsabilidad social. Muchas organizaciones han pensado que tener la “casa ordenada”, es beneficioso (rentable) y por ello se analizan y comunican que están en la senda de la responsabilidad social. Creo que en nuestro recorrido hemos sido, en alguna medida, responsables de estos cambios. 

La experiencia cada día se empeña en demostrarme que siguiendo “el principio de la naturalidad”: con pasión, diciendo la verdad, planificando con calma, definiendo acciones realistas y sin afán protagonismo se consiguen resultados. Aun así, me pregunto si de verdad estamos en el camino. Diario Responsable lleva diez años de trabajo. Diez años de recorrido, en los que hemos coincidido, pero yo sigo sin certezas. 

Es verdad que cada vez recibimos más inquietudes sobre la necesidad de incorporar RS en la estrategia de la organización, y es ¡fantástico! Es todo un reto, y supone remangarte, empaparte, observar, proponer y acompañar. Para ello, empatizar con la organización, adecuar la velocidad y la ruta a su realidad y motivar a continuar son claves para lograr el éxito. En nuestros diez años hemos recibido el calor de nuestra clientela, y eso nos mueve a continuar. 

Quienes estáis, estamos, en este fantástico trabajo tenemos poder, ¡¡superpoderes!!, para generar cambios positivos en la sociedad y en las organizaciones haciéndolas más fuertes y sostenibles. 

Por otros diez años más. ¡SuperDiarioResponsable! 

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top