Es innegable que internet a creado un antes y un después desde su aparición y posteriormente, hacer su acceso de forma accesible a cualquier persona del planeta. Esto, también a alterado la forma en que la gente lee o aprende, haciendo que cualquiera pueda publicar información y que esta sea encontrada por otros, ya sea veraz o no. Es por ello que es necesario detenerse y plantearse unas cuestiones básicas que deben transmitirse para futuras generaciones.
El futuro de la educación en los medios online

Es innegable que internet a marcado un antes y un después desde su aparición, para posteriormente, liberar su acceso de tal forma que a día de hoy es accesible a cualquier persona del planeta. Esto, también ha alterado la forma en que leemos o aprendemos, haciendo que cualquiera pueda publicar información y que esta sea encontrada por otros, ya sea veraz o no. Es por ello que es necesario que realizamos una parada y nos plantemos unas cuestiones básicas que deben transmitirse para futuras generaciones.

Durante los últimos años, la red a tomado una importancia mucho más relevante. Si bien es cierto que ya lleva bastante tiempo desde que se hizo accesible, con los últimos años, este acceso ha sido mucho más fácil y ha crecido en toda la población, hasta el punto de ser algo cotidiano en nuestras vidas.

Este libre acceso, ha permitido que yo, como usuario, me encuentre escribiendo un artículo de opinión en un medio de prensa, transmitiendo aquello que sé y conozco, aquello que he vivido y experimentado durante mis años de vida.

Y no solo eso, he logrado crear webs, diseños, imágenes, vídeos, sonidos y gran variedad de información que gran parte de esta se encontrará perdida en un inmenso mar caótico, agitado de continuos cambios provocados tanto por poderosos como pequeños. Y es que hasta el más pequeño puede marcar una gran diferencia con una simple acción cómo comentar una opinión.

El deseo de destacar

La forma tan fácil de marcar un antes y un después, de destacar frente al resto, de llamar la atención, es lo que nos impulsa a transmitir esa información, nuestros conocimientos, experiencias, opiniones y trabajos.

Podemos crear en cuestión de minutos, un sencillo blog o colaborar con otras webs para publicar todo este conjunto de información, lo que ayudará a otros usuarios a identificarnos como expertos en dicha temática. Gracias aestos contenidos, enseñaremos a otros nuestros conocimientos ayudándoles a crecer y estos, asu vez, ayudarán y enseñarán a otros.

Trabajando este tipo de contenidos y llegando a más gente, siempre que estos gusten, lograremos destacar como influencers o expertos en ese área, lo que nos dará opción a crecer mucho más y llegar a mucha más gente que aprenderá desde nuestra perspectiva y experiencia.

El problema reside cuando tenemos esa libertad de creación y haciéndonos pasar por expertos, no tenemos el suficiente poder de autocrítica, para lograr darnos cuenta de que muchas veces, estamos muy por debajo de nuestras expectativas. Nuestra falta de humildad nos hace esclavos de nuestros errores y sucumbimos ante nuestro pecado.

El peligro de la transmisión de conocimiento

Creando esta información erronea ya sea por accidente o intencionadamente, otros usuarios captan esta información y caen en el primer error básico, la capacidad de falta de duda y tratar de encontrar los defectos de la información que se nos está dando.

Es entonces cuando se construye sobre estos nuevos y futuros expertos, las bases sobre las que irán creciendo sus conocimientos, unas bases inestables que tendrán derribar y construir muchas veces con la experiencia y el tiempo, casi como si de un bucle se tratase.

Mientras transcurren los años y el tiempo, estos nuevos usuarios también están creando información errónea, basada tanto en elementos verídicos como ficticios que se transmitirán a otros usuarios, produciendo una cadena que nunca acabará. El problema reside en el alcance de esta información erronea, que logre llegar a un volumen alto de usuarios o llegue modo curso, convirtiendo una palabra tan fiable como "curso" en una fuente no fiable, aunque esto rara vez sucede.

Fuentes fiables

A día de hoy, cuando se hace un trabajo para el colegio o se busca información para adquirir conocimientos en diferentes áreas, cada vez se hace menos uso de los libros y se hace más uso de la red. Un ejemplo claro y su evolución son las Enciclopedias, que a pesar que a día de hoy aún existen, más tarde evolucionaron a Encartas y ahora utilizamos la Wikipedia, medio que se mantiene gracias a los donativos de los usuarios.

El problema reside, que a pesar de que la Wikipedia tiene un control y moderación sobre los cambios que se aplican, existen muchos más medios en los cuales las personas nos basamos para adquirir conocimientos y plasmarlos.

Es por ello que es importante centrarse en webs de relevancia, que sean capaces de transmitir conocimientos fiables. Como otros medios fiables, podría destacar a la prensa seria, pero siempre acaban siendo más influidos por temas económicos y políticos, aunque siempre que la contrastemos, debería ser suficiente para darnos una idea de los diferentes puntos de vista.

Otro medio fiable pueden ser los aquellas personas expertas en un área concreta, que nos ofrecerá información bastante más filtrada y trabajada, pero no por ello se debe bajar la guardia ante los principios que menciono en la última parte de este artículo.

Por último, si queremos aprender algo en la red directamente, podemos optar a la educación online, donde encontraremos diversas fuentes que ofrecerán tanto cursos gratuitos online como de pago, y nos ayudarán a tener conocimientos básicos, así como más extendidos de la temática que elijamos. Hay que estar atentos de las fuentes que son estos cursos, aunque de normal, las empresas que se dedican profesionalmente a ofrecer cursos de pago o gratuitos, tiene esto más controlado.

También podemos tratar de estudiar la información de influencers o expertos de distintas áreas, pero para ello debemos tener unos principios en mente y que debemos transmitir a generaciones para mantener siempre, un nivel de calidad alto en la web.

Asegurar nuestro futuro

Algo básico que debemos transmitir a fuego en la mente de nuestros semejantes, especialmente en los más pequeños, como uno de los elementos base de su educación, es a pensar, a replantearse los conocimientos que están adquiriendo, preguntarse, por qué eso es la verdad, lo real.

Una vez plantada la semilla de plantearse la duda de todo, lo segundo es enseñar a ser capaces de analizar y contrastar fuentes hasta el punto de que sean capaces de limpiar toda la información desactualizada y errónea, para crear información limpia y de calidad.

Como tercer y último punto que se debe transmitir, es la capacidad de explicar las cosas de forma sencilla, que cualquier persona sea capaz de entenderla con un lenguaje sencillo y comprensivo. No por ello debemos disminuir el uso de nuestro léxico, pues esto ayudará a enriquecer su conocimiento, pero si deberá tener un texto posiblemente largo, para lograr hacer entender y transmitir lo que se quiere de la forma más correcta posible y enlazando a otros medios de autoridad.

Siguiendo estos puntos, seremos capaces de mantener de forma destacada la información más limpia y correcta, logrando que la información de más calidad destaque frente a la de menos calidad, haciendo que esta se pierda en la profundidad de la web.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top