Mientras las iniciativas de sostenibilidad ambiental en grandes corporaciones llegan a las primeras planas, los pequeños negocios han demorado en volverse ecológicos. Cerca de la mitad de negocios pequeños no han implementado ninguna práctica ecológica del todo
¿Por qué los negocios pequeños deberían ser ec

Eso es lamentable, porque es más fácil para los negocios pequeños cambiar sus procesos que para las corporaciones. Su tamaño les da esa agilidad para cambiar de dirección rápidamente, algo crítico cuando se empiezan a incorporar prácticas ecológicas.

Una investigación reciente, señala que el 60% por ciento de emprendedores aplica el famoso “Green marketing”.  Es una tendencia inevitable en los negocios pequeños.

Como también están en contacto directo con sus empleados, clientes y proveedores, se les hace más fácil implementar las nuevas prácticas en todas sus partes involucradas.

Si eso no te convence, deberías saber que ser ecológico no solo es bueno para el medio ambiente, es bueno para tu negocio. Aquí te dejamos 6 razones por las que tu negocio debería ser parte de la sostenibilidad ambiental.

 

  1. Atrae talento

Las grandes corporaciones pueden ofrecer los mejores salarios, diversos beneficios y el reconocimiento del nombre de una buena marca. ¿Cómo podría competir un negocio pequeño?

Con más gente preocupándose por el impacto ambiental, hacer que tu negocio sea ecológico puede ser una estrategia clave para atraer y retener talento. En una encuesta hecha a empleados de todo el mundo, se descubrió que para la gran mayoría, trabajar en una organización sostenible es muy importante para ellos. La importancia de la sostenibilidad ambiental es fuerte entre los millenials, quienes prefieren compañías con buenos valores.

Poner estos propósitos, sin afectar las ganancias, ayuda a mantener a los empleados comprometidos. Aunque ellos esperan ver el ejemplo de sus empleadores, también desean tomar un papel activo en esto. Haciendo que formen parte de estas iniciativas en tu empresa, aumentas la moral y la pasión en el trabajo, lo que puede ser beneficioso para tu negocio.

 

  1. Es un diferenciador de mercado

Muchas grandes compañías han sabido capitalizar el cambio de preferencias en el consumidor actual y diferenciaron sus productos en industrias competitivas.

Los pequeños negocios que incorporan prácticas de sostenibilidad ambiental en sus productos y servicios pueden obtener beneficios parecidos. Los últimos estudios revelan que los pequeños negocios con prácticas ecológicas pueden capturar mayor parte del mercado. La mayoría de negocios pequeños coincide en que las ofertas ecológicas les dan una ventaja competitiva e incluso algunos mencionan que sus productos y servicios ecológicos les ofrecen más ganancias que los convencionales.

 Algo más sorprendente que se encontró, es que las ventas de algunos productos y servicios ecológicos aumentaron durante la crisis económica del 2008 al 2011. Los clientes están dispuestos a gastar un poco más en productos y servicios ecológicos.

 

  1. Es más eficiente

Reducir el uso de energía es una de las maneras más rápidas de ecologizar tus operaciones y no requiere mucho esfuerzo. Solo cambios simples como apagar las luces, computadoras y equipos de oficina cuando no están en uso, usar pantallas de luz solar para manejar la temperatura, reciclar los cartuchos de impresoras y otros desperdicios; o comprando lámparas especiales o equipos de oficina especiales puede ahorrarte mucho.

Pero no solo la energía experimenta esta eficiencia, un estudio también encontró que los empleados que eran parte de compañías ecológicas eran más productivos gracias a la apreciación de su centro de labores.

 

  1. Reduce el riesgo

El riego es una parte inherente para cualquier negocio, independientemente de su tamaño, y la mayoría los toma en cuenta en su estrategia de negocio. Pero los negocios pequeños frecuentemente subestiman los riegos ambientales y sus consecuencias.

Mientras no a la escala de largas corporaciones, los negocios pequeños aún enfrentan problemas de manejo de desperdicios, materiales sin uso y emisiones de agua y aire. Aquellos que incluyen la sostenibilidad en sus decisiones de negocios están mejor posicionados para evitar incidentes ambientales y los costos financieros o daños a la reputación que pueden traer.

 

  1. Los consumidores lo piden

Productos naturales de limpieza, comida de perro orgánica, bolsas biodegradables. Son solo unas cosas de las tiendas que muestran la importancia que tienen los consumidores por el medio ambiente.

La mayoría de negocios señalan buscar todos los productos sostenibles que sean posibles y que sería perjudicial para su negocio si descubren algunas prácticas irresponsables en cualquier proceso de su negocio.

 

  1. Genera confianza

La reputación es uno de los atributos claves de cada negocio. Para los pequeños negocios, en particular, que viven y mueren con el boca a boca, además que hoy en día la información viaja a la velocidad de Internet. Las personas comparten libremente sus experiencias de consumo en las redes sociales.

Establecer prácticas de sostenibilidad ambiental ayuda a construir la confianza y la conexión con tu comunidad a través de una preocupación compartida por el medio ambiente, los estudios han demostrado que los negocios que resuelven preocupaciones con el medio ambiente terminan siendo recompensados con la confianza, lealtad y una imagen positiva. Una gran forma de tener una gran reputación.

A veces, los objetivos de volverse ecológico se basan en nuestros objetivos de negocios o algunas veces en motivaciones emocionales. Cualquiera que sea la razón, las prácticas de sostenibilidad ambiental tienen alto impacto en el negocio, en sus clientes y en el mundo que lo rodea.

 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top