El sector de la energía constituye una pieza clave en la lucha contra el cambio climático, siendo por un lado el mayor contribuyente a las emisiones globales, y por otro un sector que se verá directamente afectado por él en múltiples niveles – por medio de sus impactos físicos, ya que afectará negativamente a los medios e infraestructura necesarios para la producción y transporte de la energía, y a través de la política
PAPEL DEL SECTOR ENERGÉTICO EN EL CAMBIO CLIMÁTI

Con la reciente entrada en vigor del Acuerdo de París sobre el cambio climático, que establece las acciones urgentes por el clima en el contexto del desarrollo sostenible, las empresas del sector deben establecer una hoja de ruta con acciones y compromisos para la descarbonización del sistema energético. En definitiva, el sector se enfrenta a un gran desafío en los próximos años – se debe asegurar el acceso universal a energía asequible, fiable, sostenible y moderna (Objetivo 7 de Desarrollo Sostenible).

Algunas de las grandes empresas del sector de la energía en nuestro país ya están dando pasos para conseguir este objetivo – analizando los riesgos y oportunidades climáticos e implantando planes de mitigación y adaptación al cambio climático.

De hecho, y tal y como nuestro estudio sobre el reporting de sostenibilidad en las empresas del IBEX35 señala, el sector de la energía obtiene en media, la puntuación más alta – logrando un 63%. El líder de este sector – Iberdrola – logra una puntuación de 70% obteniendo la tercera posición de nuestro ranking. 

Sector distribution IBEX 35


Si analizamos a las empresas del sector en más detalle, observamos cómo en general se obtiene una puntuación muy elevada en las secciones de Medición, Reporting y Verificación y en la de Engagement.

En la primera, analizamos la transparencia, el rigor y la adhesión a marcos de reporting reconocidos. En la sección de Engagement, evaluamos a las compañías según los esfuerzos y acciones llevadas a cabo para conectar con cada uno de sus grupos de interés en asuntos relacionados con la sostenibilidad, así como el alcance de este diálogo.

Performance by sector IBEX 35

Sin embargo, echamos en falta un mejor desempeño en áreas como la estrategia y la innovación. Aunque se observa un incremento en el número de productos y servicios bajos en carbono y se están dando pasos para reducir el porcentaje de carbón del mix energético, aumentando el de renovables, éste sigue siendo insuficiente. Además, en general, los objetivos de reducción de emisiones no son lo suficientemente ambiciosos como para cumplir con los compromisos nacionales post-COP21. De hecho, únicamente dos compañías del sector – Iberdrola y Gas Natural Fenosa –  se han comprometido a establecer objetivos de reducción de emisiones en base a la ciencia.

Nuestro análisis también pone de manifiesto algunas áreas de foco en el sector:

  • Objetivos de reducción de emisiones en base a la ciencia
  • Objetivos de reducción de emisiones de Alcance 3
  • Oportunidades de alinear su modelo de negocio con los principios de la economía circular
  • Incorporación de conceptos como el capital natural
  • Compensación de emisiones

En definitiva, aunque se está progresando, la velocidad de actuación continúa siendo insuficiente si tenemos en cuenta el desafío al que nos enfrentamos.

Ante este nuevo entorno, las compañías deben desarrollar una estrategia de sostenibilidad que vaya más allá de la medición y reporting o del cumplimiento legislativo. Tanto si esto conlleva el establecimiento de unos objetivos de reducción ambiciosos o la definición de una estrategia de compromiso con toda la cadena de valor para abordar conjuntamente los desafíos del cambio climático, las compañías del sector deben prepararse para la transición hacia una economía baja en carbono a través de la integración de la sostenibilidad en el centro de sus modelos de negocio .

Para conocer más sobre los resultados, visita este enlace 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top