Ha sido una tónica general, en el transcurso de los años, el constatar cómo la necesidad va creando herramientas diferentes para mejorar individual y colectivamente en cualquier materia
Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y el Asesor Cultural

La RSC tampoco puede eludir este comportamiento universal, pues representa o debe representar uno de los pilares fundamentales en la actividad empresarial.

 Nos encontramos en un mundo lleno de interrogantes, con problemas sistémicos y, por si fuera poco, nos esforzamos en llevar una vida acelerada. Ante este panorama es preciso reflexionar, atemperar nuestro espíritu e intentar optimizar los recursos disponibles.

Sin duda estos recursos son diversos y dispersos, y una buena forma de conseguirlos es hacer propuestas que ayuden a conseguir la optimización deseada. Todos, desde la  posición en la que se encuentren, pueden aportar su experiencia y su conocimiento en beneficio de la sociedad.

Abundando en lo dicho anteriormente, una de las mejores propuestas que se pueden hacer es profundizar en asuntos que sean vertebradores de nuestra forma de ser y de pensar, si se expone en un libro, aunque se lee muy poco, mucho mejor.

He tenido oportunidad de leer este fin de semana el siguiente libro:

Titulo “El Asesor Cultural en la Empresa”

Autores: Graciano González Arnaiz  y Teresa González López- Cotelo , Editorial Dykinson, S,L.

Pretendo hacer una recensión del mismo porque incide en un asunto que tiene un interés evidente en la empresa actual, abocada a una globalización y con necesidad de relacionarse con diferentes culturas, diferentes lenguas y  criterios. Ha sido muy gratificante la lectura,  pues me ha hecho recordar episodios de mi vida pasada, cuando tuve que coger mi maleta para  hacer negocios en diferentes países y diferentes continentes.

Graciano es catedrático de ética en la Universidad Complutense de Madrid, su conocimiento le ha llevado a realizar un trabajo corto, pero conciso, de profundo pensamiento y con propuestas sencillas para hacer una aportación seria a las empresas que quieran optimizar sus recursos, tanto en sus procesos de internacionalización, como de aprovechamiento de los trabajadores multiculturales, que cada día son más necesarios, si se pretende acceder a la excelencia.

Efectivamente, como él expresa en su prologo, la ética es la base de la RSC y el camino para mejorar en el mundo empresarial. Hace referencia al modelo de empresa europeo (EFQM), aunque cita la Business Ethics americana como origen de este trabajo.

El modelo EFQM de excelencia 2013, se basa en ocho conceptos fundamentales: añadir valor para los clientes, crear un futuro sostenible, desarrollar la capacidad de la organización, aprovechar la creatividad y la innovación, liderar con inspiración e integridad, gestionar con agilidad, alcanzar el éxito mediante las personas y mantener en el tiempo resultados sobresalientes. No quiero insistir en esto, pero según mi criterio, cada uno de estos conceptos requerirían un estudio amplio por su importancia. Estoy seguro de que las empresas excelentes habrán tomado buena nota de ello.

El Asesor Cultural de la Empresa, es un libro muy bien estructurado y con citas filosóficas que comparto en su totalidad. Pretende concienciar de la necesidad de crear la figura del Asesor Cultural (AC), si no existe ya, como ventaja competitiva empresarial, evitando impactos negativos del desconocimiento cultural.

Esta figura de AC daría sentido a una forma de entender la ética dentro de la empresa aportando sensibilidad moral, respeto, compromiso y reconocimiento.

El libro se divide en dos partes muy diferenciadas: la primera configura el contenido, la estructura y la solvencia del AC, expone lo que se entiende por cultura e interculturalidad además de desgranar las funciones y cualidades que debe tener el AC; la segunda parte hace referencia al contexto sociocultural y ético, tiene una aportación filosófica interesante en la sociedad actual, además de proporcionar las ideas y actitudes que debe tener esta persona o departamento dentro de la Empresa para acceder al puesto de AC.

No es mi idea en esta recensión hacer una descripción profunda del libro, porque iría en contra de la propia definición de recensión y porque siempre será mejor la opinión personal después de su lectura, la cual recomiendo.

Para terminar permitidme que haga el siguiente resumen del libro y por qué no, de la sociedad en su conjunto. Tomando aportaciones del citado libro considero  y comparto lo siguiente: la sociedad mejoraría si todos actu amos con responsabilidad, respeto y dignidad, por supuesto las empresas también.¡¡¡ Intentémoslo!!!

elasesorculturalenlaempresa

¿Te ha gustado el artículo?

5 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top