Cuando empezaba en este mundo del periodismo (hace ya más de 30 años), un viejo redactor jefe me sorprendía cada mañana con una frase
Viñetas de la vida

Todas útiles y valiosas. Entonces, los jefes enseñaban a los jóvenes, cada uno a su manera. No perdían el tiempo y cada día sentaban cátedra. Podían parecer huraños. Era una pose. En realidad eran grandes profesionales: fomentaban el respeto con la sabiduría (eran otros tiempos).

Una de esas frases era aquello de que “una imagen vale más que mil palabras”. Y continuaba: “Las buenas apenas necesitan un pie de foto para identificar quién aparece en la imagen. Pero una viñeta, eso son palabras mayores. Una viñeta te llena un periódico”.

Cuando empecé tuve la gran suerte de conocer a los dibujantes más “grandes” de este país: Gallego y Rey, Peridis, Forges, Juan Ballesta, Máximo o Mingote (estos dos últimos ya desaparecidos). En los años 80, un buen dibujante era un pequeño Dios en la Redacción. Los había de todos los colores y gustos. Algunos llegaban, se sentaban y en un “pispás” ponían negro sobre blanco y, con un ingenio sorprendente, la realidad del día. Otros se pasaban la tarde entera escuchando la reunión de temas para luego sacar su jugo creativo y volcarlo sobre el papel, porque entonces se dibujaba a mano.

Más de una de estas obras geniales rellenaba una portada de un periódico o de una revista. Hoy, el dibujante ha superado todas las dificultades y se ha adaptado a la revolución tecnológica, y da igual el papel o el digital, si es bueno, triunfa, como siempre. La creatividad y el ingenio siguen despertando pasiones. Y todos reconocemos su valor.

Por eso, cuando Luis Cayo Pérez Bueno, presidente del CERMI, me comentó la idea de organizar una exposición con autores de viñetas para celebrar el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el 3 de diciembre, me pareció una idea estupenda y un reto apasionante.

Poner de acuerdo a tanto creador de ideas no es fácil. Localizar sus direcciones, contactar con ellos... Sin embargo, fue muy sencillo que aceptaran. Todos dijeron que sí. Y todos estaban dispuestos a volcar su idea en pro de la igualdad, de la inclusión, de la voluntad de saber que todos somos iguales. De representar al diez por ciento de la población, de buscar a través de la creatividad que todos somos diferentes, todos somos iguales.

La sorpresa vino cuando esta idea dio un salto internacional. La noticia de la exposición sobre la discapacidad corrió entre los humoristas gráficos y empezamos a recibir viñetas de todo el mundo: Cuba, Colombia, México, Brasil, Uruguay, Ecuador, China, Rusia, Uzbekistán, Rumanía, República Checa, Francia, Reino Unido, Polonia, Ucrania, Alemania, Italia, Chipre, Egipto… Un hilo conductor para casi 200 dibujos con imágenes y textos extraordinarios que ha habido que seleccionar para el montaje de la exposición.

Una sorpresa que nos llena de alegría porque, al final, el lenguaje del dibujo es universal, los derechos son los mismos en cualquier lugar del mundo. En todos los lugares hay las mismas reivindicaciones. En todas las ciudades hay personas que dibujan trazos de la realidad.

El resultado lo pueden contemplar en la sede madrileña del CERMI (calle Recoletos), en una exposición única que provocará una sonrisa, un pensamiento, una carcajada, una queja. Reacciones de personas con y sin discapacidad. Gracias a estos genios del dibujo y de los textos por apoyar esta iniciativa. Gracias, Luis, por permitirme volver a contactar con personas que admiro y con los que no hablaba desde hace demasiado tiempo.

La verdad es que con los dibujantes sobran las palabras, son capaces de llenar salas enteras con su imaginación. Y el día 3 de diciembre los periódicos publicarán viñetas con referencias al Día de las Personas con Discapacidad. Ya es un gran paso. Una imagen vale más que mil palabras. Una viñeta puede llenar tu alma y tu corazón. ¡Qué razón tenía aquel redactor jefe! ¡Hoy me sigo acordando de él! Nosotros también podemos volar.

 
José Manuel González Huesa

director de Comunicación CERMI y

director General de Servimedia

¿Te ha gustado el artículo?

4 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top