Trabajar por el beneficio de una buena causa incrementa la productividad en un 30%, indicó un estudio hecho por la Universidad de Southampton
La Filantropía Corporativa

Cuando un trabajador tiene un incentivo social, como trabajar para el beneficio de una organización sin fines de lucro, su rendimiento aumenta en un 30% en comparación con las personas que son menos productivas.

“Muchos estudios han demostrado cómo las iniciativas financieras, como bonos y acciones en la bolsa, pueden mejorar la productividad,” dice el doctor en economía Mirco Tonin de la Universidad de Southampton, el autor de esta investigación. “Nuestros resultados proveen apoyo empírico que avala el crecimiento de productividad que experimentan los trabajadores, motivados por ver cómo su esfuerzo ayuda a causas benéficas.”

El rendimiento tuvo sus mejoras más notables cuando los trabajadores decidieron cuánto dinero de su salario iba a ser descontado para donaciones, obteniendo números mayores al 26% de productividad. Cuando las donaciones fueron opcionales, solo la mitad de los participantes escogieron dar una porción de su sueldo para la caridad. 

Los investigadores ofrecieron a los estudiantes en la Universidad de Southampton la oportunidad de formar parte del estudio, la jornada involucraba tareas de llenado de encuestas y formularios durante una hora, cuatro días por semana. La productividad se midió por el número de encuestas terminadas durante ese periodo de tiempo.

Los estudiantes recibieron 20£ por completar las cuatro sesiones y se dividieron en 4 grupos diferentes. Cada uno de ellos tuvo incentivos y condiciones diferentes. A algunos grupos se les ofreció varios aumentos en su paga por el incremento de productividad, basado en el número de encuestas realizadas, mientras que a otros les fue ofrecido otros incentivos sociales, como donaciones hechas por cada encuesta terminada.

“Los diferentes incentivos sociales ofrecidos fueron efectivos al aumentar la productividad” dice el Dr Michael Vlassopoulos, co-autor del estudio. “Podemos notar que los incentivos sociales tienen un impacto positivo en el número de encuestas realizadas, sin comprometer la calidad del trabajo”.

“Nuestros resultados indican que las iniciativas sociales podrían ser un poco menos efectivas que los incentivos económicos para motivar a los trabajadores, pero la diferencia no es tanta como se cree. El impacto motivacional que tienen los incentivos sociales, junto a beneficios y ventajas ofrecidas a los empleados, los hará más efectivos que si se les incentiva solo con dinero. Entre dichos beneficios, se maneja la posibilidad de reducir pago de impuestos, ofertas y descuentos en tiendas y otras cosas”.

Cuando los participantes tuvieron la libertad de elegir cuánto dinero iban a aportar para una donación, y cuánto iban a quedarse para ellos, el rendimiento incrementó muchísimo. Aquellos que decidieron donar un porcentaje de su sueldo, lo hicieron dando un 20% de su paga, siendo las mujeres quienes ofrecieron más que los hombres.

El Doctor Tonin añade que, debido a estos resultados, las compañías deben preguntar a sus empleados si desean participar en esta clase de actividades. Si es que desean ver reflejado dicho aumento en la productividad de sus trabajadores.

El estudio llamado “Corporate Philanthropy and Productivity: Evidence from an Online Real Effort Experiment” fue publicado en la revista científica Management Science. 

@Aquiles_CFQ

¿Te ha gustado el artículo?

2 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top