La apertura del Primark de Gran Vía se ha convertido en todo un acontecimiento social en la capital, aglomerando largas colas de gente que esperaba para comprar camisetas a 1,50€. Pasando por allí y sin ninguna intención de entrar me preguntaba qué movía a toda esa gente a estar durante horas haciendo cola hacia ninguna parte.
El verde es el nuevo negro

La apertura del Primark de Gran Vía se ha convertido en todo un acontecimiento social en la capital, aglomerando largas colas de gente que esperaba para comprar camisetas a 1,50€. Pasando por allí y sin ninguna intención de entrar me preguntaba qué movía a toda esa gente a estar durante horas haciendo cola hacia ninguna parte. Automáticamente me vino a la cabeza el modelo actual de consumo que nos permite tener en la misma temporada algo así como dos colecciones al mes, colecciones que no se reponen para potenciar el deseo impulsivo e instantáneo de consumidores ansiosos por estar a la moda.

Después de esta reflexión, que por desgracia no va a cambiar mis hábitos de consumo, me pongo a trastear la red social de la moda por excelencia, Instagram. Entre multitud de prendas, egobloggers y marcas me encuentro el hashtag #slowfashion . Muy curiosa yo me pongo a leer sobre ello y para mi sorpresa me topo con la plataforma de moda sostenible Slow Fashion Spain, cuyo objetivo se basa en ofrecer formación sobre moda sostenible y emprendimiento, fomentar relaciones de networking entre profesionales del sector y dar visibilidad a marcas y proyectos engoblados dentro del concepto de moda sostenible.

Pero, ¿qué es la moda sostenible?

Citando un artículo perteneciente al especial de moda sostenible publicados por ECODES “Hablamos de moda sostenible cuando nos referimos a prendas de vestir en las que se han tenido en cuenta, durante su ciclo de existencia (materias primas, fabricación, manufactura, terminado, transporte, venta y usos), criterios tales como: conservación de recursos y bajo impacto de los materiales, empleo de mono-materiales y materiales compatibles que faciliten el reciclado y eficiencia, minimización del consumo de productos auxiliares, prevención de la contaminación y durabilidad de las prendas”

¿Pero realmente existen marcas que cumplan estos requisitos? ¿Es posible que marcas consagradas en el mundo de la moda den un vuelco a su modelo de negocio para hacerse sostenibles o es solo una etiqueta válida para nuevas marcas?

Todos conocemos los escándalos de explotación infantil que amenazan la reputación de conocidas marcas, siendo el más sonado el accidente en una fábrica textil de Bangladesh en Abril de 2013 que dejó más de 1000 muertos y en el que se vieron envueltos grupos tan potentes como Mango o El Corte Inglés. Otra marca manchada de sangre es Inditex, cuyo creador fue galardonado durante unas horas como el hombre más rico del mundo.

SlowFashionLogo

En contraposición con estas marcas tenemos una amplia oferta de moda Made in Spain que ha surgido en los últimos años bajos los preceptos de la moda sostenible. El ejemplo más conocido en la marca ECOALF, nacida en 2009 de la mano de Javier Goyeneche, a quien tuve el gusto de escuchar en el South Summit 2015 defendiendo que la tecnología y el reciclaje pueden crear moda respetuosa con el medio ambiente, sobre todo en lo que al uso indiscriminado de recursos se refiere.

Con estas marcas compitiendo en el mercado con otras “low-cost” o de alta rotación de productos es muy difícil apelar a la competitividad de precio y productos, quedándonos la opción de ser consciente de que aquello que se dice de que “menos es más” también puede aplicarse a los impactos y recursos generados por algo tan cotidiano como la ropa.

Finalmente, el próximo 29 de octubre se celebrará en el Museo del Traje de Madrid el primer encuentro sobre reciclaje y moda sostenible en España, organizado por Ecoembes y MFSHOW, donde podremos conocer diferentes propuestas y opiniones y donde esperamos que se afiance el movimiento #slowfashion del que intentaré formar parte poco a poco.

¿Te ha gustado el artículo?

6 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top