diarioresponsable.comInnovación y adaptación continua para mejorar la satisfacción de los clientes. Esta es la capacidad organizacional que permitirá a las empresas afrontar con éxito los crecientes retos del futuro.

Responder a las condiciones cambiantes del mercado y los clientes requiere que cada colaborador sea consciente de los problemas y/o oportunidades en su área de responsabilidad. Cada problema es una oportunidad para innovar y mejorar la forma en que trabajamos.

Por ello, la capacidad de cada colaborador para resolver problemas de forma efectiva es esencial para conseguir un sistema de innovación que responda a las expectativas de nuestros clientes. Resolver un problema de forma efectiva implica llegar a su causa raíz y establecer contramedidas sistémicas contra esas causas. Identificar la raíz de los problemas no solo nos permite mejorar nuestros sistemas para prevenir la recurrencia a largo plazo, sino también nos permite desarrollar un profundo conocimiento de los procesos de negocio. Ese profundo conocimiento del negocio nos permite conectar a los colaboradores con las tareas de creación de valor y las oportunidades de éstas, creando una cultura orientada a conseguir siempre una forma mejor de hacer las cosas.

El ejemplo de Toyota Motor Corporation

Innovar requiere permitir primero que los problemas salgan a la luz y desarrollar la capacidad de responder ante ellos con agilidad y flexibilidad.

En Toyota, esto se refleja perfectamente con la Andon Cord. En sus líneas de montaje de todo el mundo, los miembros de los equipos son empoderados para tirar de la Andon Cord cada vez que detectan una anormalidad respecto a los estándares que definen la completa satisfacción del cliente. Cada vez que eso sucede, líder y colaborador trabajan juntos para resolver el problema antes de que la línea de montaje se detenga. Hablamos de segundos, donde la creatividad surge entre la tensión por entregar calidad total y cumplir con el planning Just In Time.

Cada Andon Cord  tiene también un reloj interno que cuenta el número de problemas y minutos dedicados a tratar cada uno de ellos. Esta información junto con el conocimiento directo de los hechos, alimenta continuamente círculos de mejora donde los miembros de los equipos y sus líderes colaboran intensamente hacia una resolución efectiva de cada uno de los problemas.

Basándose en los pilares de mejora continua y respeto por las personas, todos los miembros de los equipos de Toyota son empoderados para resolver problemas y mejorar su propio espacio de trabajo. Mediante la resolución sistemática de problemas, los miembros de los equipos desarrollan las capacidades y la confianza para contribuir continuamente en innovación relevante para los clientes de la compañía.

Como el cofundador de Pixar, Ed Carmull, afirmó,

«Encuentro que lo que hace Toyota es diferencial. La compañía utiliza la línea de montaje como vía para crear y mejorar el producto. Y además empodera a todos sus equipos en la resolución de problemas. Eso ha convertido a la compañía en un espacio creativo.»

Ese ambiente de creatividad produce en un flujo continuo de pequeñas mejoras diarias implementadas por cada empleado de Toyota. Eso hace que Toyota sea una compañía referente que consigue el 100% de calidad total en sus procesos con máxima flexibilidad a la demanda a través del constante rebalanceo de sus líneas de producción.

Para construir este ambiente creativo que distingue a las organizaciones de alto rendimiento como Toyota, las empresas necesitan cultivar culturas que nutran la confianza mutua y la pasión por la excelencia.  La confianza mutua impulsa a las personas a ir siempre un poco más allá. La pasión por la excelencia desata su talento, su pensamiento crítico y su capacidad para lograr siempre una forma mejor.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top