diarioresponsable.com Una de las iniciativas mejor recibidas en el ámbito de las compras públicas socialmente responsables en Europa fue la entrada en vigor hace dos años en el Reino Unido, el 31 de Enero de 2013, de la Public Services (Social Value Act). La Ley requiere a aquellos responsables de hacer compras públicas a plantear cómo conseguir en el proceso de compra mayores beneficios no sólo económicos, sino también sociales y ambientales para una comunidad.

Dos años después, el gobierno británico acaba de publicar el informe Social Value Act review report explicando los resultados de la implantación de esta Ley en este periodo incluidos no sólo los logros sino las dificultades que hay que superar para una implantación efectiva de dicha Ley. Recomiendo al menos hojearlo como todo un ejercicio de diálogo, transparencia, rendición de cuentas y esfuerzo por la mejora continua.

El informe contiene algunos casos prácticos interesantes (de grandes empresas pero también de pymes), una guía de cómo aplicar la ley y un marco metodológico para medir los resultados (el retorno social). 

La revisión dos años después muestra un “impacto positivo” en términos generales de la adopción de la Ley. Sin embargo, muestra también barreras para su desarrollo vinculadas al desconocimiento por parte de los usuarios, dificultades en la implantación, falta de comprensión y necesidad de mejorar la medición del “valor social”. Hasta ahora la ley se limita sólo a contratos de servicios (limpieza, transporte, etc.) y no de productos y está limitado además a contratos que no superen las 175,000 libras, aproximadamente. De momento no se prevé tras la revisión que estas circunstancias cambien aunque uno de los impactos de la revisión ha sido la sugerencia de la extensión de la ley a las compras vinculadas al sistema nacional de Salud.

Hace tres años Forética ya publicó Las claves de la compra pública responsable. Guía práctica desde entonces este fenómeno dentro del ámbito de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) ha seguido madurando en España incorporándose tanto a marcos institucionales como la Estrategia Española de RSE como a prácticas muy interesantes a nivel autonómico y espacialmente en Ayuntamientos. También encontramos iniciativas relevantes como por ejemplo en el ámbito social el foro de la Contratación Socialmente Responsable o una mayor demanda de herramientas de demostración de la gestión socialmente responsable como la SGE 21. Ojalá 2015 suponga un nuevo paso al frente entretanto no está mal, para dar ideas, revisar de vez en cuando cómo avanzan nuestros colegas europeos.

@germangranda

@foretica

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top