diarioresponsable.com Por alusiones, sobre todo a los últimos artículos de Antonio Vives, querido amigo, que parece que desde el otro lado del charco te llegan señales confusas desde España, quiero que acabes el año tranquilo.

Aclaro:  No estamos cansados de la RSE, ni de los blogs de RSE, ni de los encuentros de RSE, ni de los medios especializados de RSE, ni siquiera de las empresas que, aunque tienen por mejorar, promueven la RSE. Ni de los mismos artículos de RSE, ni de las mismas personas de la RSE. MUCHA RSE, MÁS RSE, TODA LA RSE DEL MUNDO es mi respuesta. Y sí, está en mayúsculas porque lo grito a los cuatro vientos.

Los españoles no estamos cansados de la RSE. Los profesionales de la RSE no estamos cansados de la RSE. La RSE no se ha agotado, aletargado, adormecido, estancado…

No estamos en una estado “pesimista” ante la ética ni ante la RSE.

Lo que estamos es indignados, críticos y exigentes. Indignados con tanta corrupción y falta de transparencia. Con el aumento creciente de la desigualdad en nuestro país. Con que los ricos sean cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres. Con que uno de cada 3 niños esté bajo el umbral de la pobreza. El niño y su familia, que solemos olvidarnos que detrás de cada niño y niña hay una familia excluida que no importa a nadie, porque no consume, porque no cotiza, porque no “cuenta”.diarioresponsable.com

Estamos críticos con empresas que pueden hacer más y no lo hacen. Con empresas que siguen produciendo en países del tercer mundo en condiciones deplorables cuando ganan “trillones de millones” y sus líderes se sitúan entre los más ricos del planeta.

Exigentes con cuestiones que tienen que ser “exigibles” y no voluntarias. Y me sumo a la “carta de los Reyes Magos” de nuestro presidente de DIRSE, Juan José Almagro, por “una RSE exigible. Es un derecho que nos corresponde a las personas que nos dedicamos a esto, y de esta manera poder crear un mundo mejor”.

Y recojo algunas “perlas” que nos regaló Almagro a su paso por tierras valencianas hace unos días: “Tendríamos que ser capaces de que la RSE fuera un hecho en las empresas”. “Los DIRSE tenemos que ser capaces de resetear la empresa desde la RSE”. “Tenemos que escribir el futuro de la RSE”. “La RSE es la estrategia global inteligente”

Y estamos preparados. Tenemos las ganas, la paciencia, el empeño, la alegría, la pasión, la motivación, la fortaleza, todos atributos del DIRSE, del profesional de la ética y la responsabilidad social, para cooperar y exigir ese mundo más justo.

Porque “la gente de la RSE” se caracteriza, y sigo con palabras del gran Almagro, por ser gente “muy maja” que se conoce y coopera, que “genera relaciones de hermandad y camaradería entre sí por el mundo en que creemos”. Lo veremos muy pronto al inicio de la #primaveradelaRSE en el II RSEncuentro que tendrá lugar en Madrid los próximos 6-8 de mayo. ¡Reservaros fechas! (Y en la foto un momento RSE a la luna de Valencia)

Es el momento de la sociedad civil

diarioresponsable.com No vinimos de Bruselas desmoralizados ni cansados. Vinimos con el convencimiento de que “la gente de la RSE” en España somos la caña y tenemos un papel vital en nuestro país: dinamizar, ser impulsores del cambio, promoverlo en nuestras organizaciones y empresas, avanzar de una vez por todas hacia un mundo ético y responsable.

Y en estas particulares fechas yo también quiero acabar con mi particular carta a SS.MM. los Reyes Magos:

“Queridos Reyes Magos de Oriente, este año sólo os pido salud, para poder seguir poniendo toda mi energía junto a los míos, junto a los buenos, que son muchos, en construir ese mundo que queremos, ese mundo donde los valores de la honestidad, la honradez y la ética son valorados y envidiados, donde trabajemos contra las desigualdades, donde las empresas generen empleo, bienes y servicios de calidad, y se preocupen por ser buenos ciudadanos en su entorno.

Y os pido seguir gozando de la amistad cívica, como diría mi quería maestra Adela Cortina, amistad de verdad que nos ha unido a un gran grupo de personas, “GRAN” por su valía,  para trabajar por estos ideales.

Con salud y amistad cívica, nosotros haremos el resto. Porque es nuestro momento”.

Ser felices, y nos vemos en 2015, el año de la sociedad civil.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top