revolucion_digital_rse_rsc Internet y las redes sociales han revolucionado la manera de comunicarnos y de establecer relaciones con nuestros grupos de interés. Esta situación está replanteando nuestra manera de pensar y de actuar ante cualquier situación a nivel privado y a nivel laboral. 

Partimos de la premisa de que las empresas que apuestan por el uso de las redes sociales en el trabajo suelen ser más innovadoras.  

¿Pero qué pasa realmente en nuestro día a día?  

Aún nos encontramos con empresas que no ven con buenos ojos el uso de las redes sociales durante la jornada laboral fundamentalmente por no haberse planteado todavía su utilidad. No nos referimos a tener presencia en internet con una página web poco activa,este es un enfoque insuficiente, sino del uso habitual de las plataformas digitales  y redes sociales para buscar esa relación bidireccional que genera valor y sobre todo aprendizaje.

Sí.Todavía hay organizaciones que consideran que las redes y entornos digitales son un elemento de absentismo presencial, que distrae de la tarea, sin haber analizado tipologías y beneficios en clave empresarial.  Obviamente los dispositivos móviles de las personas trabajadoras son más actuales que los de la organización. Hay un claro desfase tecnológico. 

Este es un claro ejemplo de que la organización no tiene un enfoque estratégico perdiendo oportunidades para dar a conocer la marca, contrastarla con los consumidores, partners, generar alianzas de complementariedad e incluso relaciones de "coopetencia" para ser más flexibles y rápidos. También se escapa el hecho de que las redes sociales son un espacio donde generar diferencia por un lenguaje propio e incorporar información muy útil para innovar en producto y servicio. 

En España aún son pocas empresas utilizan correctamente la red y los entornos 2.0 como un espacio de atención al cliente, resolviendo con rapidez los posibles problemas generando fidelización a la marca.  

Por otro lado, una empresa que quiera ganar posicionamiento e innovar selecciona a gente implicada, con marca personal, con ideas y proactividad, son personas que suelen tener capacidad de liderazgo, que tienen ganas de compartir aprendiendo. Esa tipología de personas es consciente de dónde están las fuentes de información y se mueve con habilidad por los  entornos 2.0 por ser inherente a su ADN curioso. Hablamos constantemente de la importancia del  “engagement”, sobretodo con nuestra plantilla y si es posible, con nuestra cadena de valor. 

Sin embargo, una vez dentro estas personas “inquietas” a veces se encuentran limitadas para innovar y aportar el valor para el que han sido contratadas. Saben del valor de la reputación y marca personal, contactos,” expertise”, credibilidad, etc... y la utilizan en la red para fortalecer la marca a la que representan y conseguir sus objetivos específicos, independientemente del área a la que pertenezcan. Obviamente se da por hecho el uso para fines laborales.  ¿Qué ocurre entonces? Este comportamiento de la empresa "limitante" puede ser desmotivador y es posible que esa persona -más tarde o más temprano- acabará buscando otra organización que se identifique más con sus propios valores. 

b2ap3_thumbnail_imagen-uso-internet-particular.JPG

La revolución digital nos ofrece muchas  ventajas y nos obliga a no permanecer indiferentes al cambio :  los entornos digitales nos permiten trabajar de manera transversal, multidisciplinar, más abierta y colaborativa generando más implicación dentro y fuera de la organización gracias a una comunicación fluida.

Nos permite experimentar: probar cosas nuevas y contrastarlas rápidamente haciendo correcciones en función del  uso e impacto de cualquier persona independientemente de su ubicación. Las marcas se globalizan pero a la vez se personalizan a los entornos locales y además podemos contar con personas que trabajan a distancia en el marco de la organización. 

No son necesarios grandes  recursos, más bien tiene que ver con la actitud y la cultura de la propia empresa , tener ganas de implicar a tus grupos de interés  con honestidad y excelencia  buscando el foco en el cliente. Juguemos a favor de esta situación.

Un dato más de lo que está llegando, el informe FAD recientemente publicado “Jóvenes y comunicación” publicado por la Fundación FAD y presentado por el Centro Reina Sofía sobre adolescencia y juventud afirma que  el 66% de los jóvenes entre 16 y 25 años accede a Internet y las redes cada día. El número de personas usuarias va disminuyendo con la edad hasta menos de un 6% para personas mayores de 55 años.  

¡Pero no hay que asustarse!  Un dato relevante del informe FAD es l a importancia de la enseñanza en la utilización de estas herramientas.  En las conclusiones se afirma que “los nativos digitales no existen” sino que se hacen, con un acompañamiento adecuado. Las tecnologías deben de estar al servicio de las personas y no al revés, ya que de lo contrario son adictivas y para eso se necesita aprender bien. Obviamente la facilidad de aprendizaje en los primeros años es evidente, como en cualquier otra disciplina, pero no debe de condicionarnos. Cada persona debe encontrar su ritmo, su entorno digital en el que se siente cómoda y sobretodo estar atenta  sobre dónde se encuentran las oportunidades de aprendizaje y mejora.  

¿Se observan cambios por parte del personal directivo?

El tema va calando poco a poco,  el uso de las redes sociales por parte de la alta dirección ha aumentado y una gran parte de las empresas a nivel mundial tienen muy presente la estrategia digital como fuente de conversación y de posicionamiento y sobretodo como elemento de transparencia . Un ejemplo de ello es esta entrevista a Carina Szpika, CEO de ING Direct España. 

El uso de los entornos digitales por parte de Dirección es un “síntoma” de empresa abierta que “promueve en cascada” la utilización de las nuevas tecnologías en pro de la eficiencia y la transparencia sobretodo de los cargos directivos pero también de toda su plantilla. Es un síntoma de "salud" y confianza dentro y fuera de la organización. 

Por eso la Responsabilidad Social está calando ahora más que nunca. Es estratégica, tiene mucho que ver con la conversación generada.

La presencia de la marca se adapta a los dispositivos móviles, se accede a la información en el momento de la compra,  se fomenta la compra por plataformas digitales, la atención al cliente se optimiza, se analizan los datos, y se mejora el entorno incidiendo a la vez en los beneficios económicos.  Lo virtual y lo presencial se desdibujan , reinventando mercados, convirtiendo productos en experiencias donde el servicio es fundamental. 

Para muestra dos gráficos del estudio INE 2014 "El comercio electrónico y las nuevas tecnologías" donde podemos observar cómo utilizamos internet, nuestras preferencias así como las razones por las que compramos en entornos digitales.  

Buscar información sobre bienes y servicios se sitúa en la segunda posición y participar en las redes sociales se sitúa en el cuarto puesto. 

¿Y cuales son las razones de compra por internet? 

b2ap3_thumbnail_imagen-porqu-la-gente-compra-por-internet.JPG

La comodidad, está en primera posición pero el concepto "comparar entre ofertas y obtener información" está muy relacionado con la transparencia, elemento importante para un consumidor exigente y bien informado. 

Y acabamos de empezar. 

Sin embargo la hiperconectividad  también genera contras.

Está surgiendo una nuevo factor de exclusión social por no “encontrarse dentro del grupo de uso de internet”. Según el informe FAD sólo un 5,5% de los jóvenes de 16 a 25 años no se conectan ni utilizan la red pero también otras personas que no pueden acceder con facilidad, consecuencia de una situación precaria. Estamos ante un nuevo fenómeno de desigualdad, que repercute a la formación la búsqueda de trabajo y obviamente a la relación social presencial. 

También hemos perdido privacidad.  Estamos permanentemente expuestos, pero dada la situación mejor generar por nuestra parte contenidos de valor en el “entorno virtual” que estén alineados con nuestro entorno “real” para que nuestro posicionamiento SEO sea lo más positivo posible . Una vez más, la coherencia es fundamental , lo virtual y lo real se desdibujan, tienen que coincidir.  

Como decía Steve Jobs “la innovación es la que distingue un líder de los demás”. Tenemos que “innovarnos para innovar”. No nos limitemos y disfrutemos de las oportunidades. 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top