diarioresponsable.com | Omisiones memorias de RSE |Los reportes o balances de sostenibilidad son uno de los medios de comunicación que utilizan las organizaciones y empresas para mostrar los avances en materia de RSE.

Pero como todo instrumento no es ni bueno ni malo, solo depende de cómo se utiliza. La mayoría de las empresas deciden describir con gráficos, fotos y hermosas infografías sus éxitos en los balances pero no se mencionan ninguno de sus fracasos.

En los reportes de sostenibilidad se hace un balance positivo y solo se mira el vaso medio lleno, se suele ignorar en el informe lo que falta o lo que no salió bien en la gestión.

En cada informe o balance se omiten datos, información, estadísticas o hechos cuando son negativos, porque se cree que de esta forma dañara la imagen de la empresa.

Pero creo que esta actitud tiene el efecto  contrario ya que al solo hacer hincapié en los aspectos positivos en los reportes de sostenibilidad se pierde credibilidad y se aumenta la desconfianza del público.

En muchas empresas se puede observar que los reportes son fantásticos, todo está bien y el futuro es prometedor. Pero a la vez en los diarios hay denuncias de participación en hechos de corrupción, explotación laboral directa o por proveedores,  contaminan el medio ambiente, etc.

Las omisiones en los reportes de sostenibilidad pueden ser tan graves como las mentiras dependiendo la gravedad de lo que no se comunica.

Un buen reporte de sostenibilidad debe mostrar incluso lo que falta, además de  asumir la responsabilidad de lo que salió mal y comprometerse a mejor, con esta actitud se podrá tener una mayor credibilidad frente a la sociedad.

Una empresa socialmente responsable debe comunicar aciertos y errores porque si solo se muestra lo bueno y por otros medios nos enteramos los aspectos malos esto realmente daña su imagen y reputación corporativa.

Los reportes de sostenibilidad son efectivos cuando son sinceros y realistas no cuando se los confunde con un cuento de hadas. 

Adriana R. Orsi

Analista en Responsabilidad social empresaria 

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top