Esade PRIEste era el título para una jornada celebrada hoy y organizada por la Red Española del Pacto Mundial en ESADE-Madrid y que ha contado con la presencia de representantes de diversas instituciones académicas, todos ellos expertos en RSC y que han tratado la iniciativa de Naciones Unidas, Principles for Responsible Management Education (PRME)

Durante la jornada se ha podido contrastar que todavía queda mucho camino por recorrer y que son muchas las entidades que justo empiezan a plantearse la necesidad de contemplar la RSC en sus programas de formación.

Es sorprendente comprobar como todos los participantes coinciden en la importancia de la ética en los negocios y sin embargo son muy pocas las que han dado el paso de ir un poco más allá, impartiendo en sus planes de formación, técnicas y herramientas que faciliten la labor de integrar la responsabilidad social en los sistemas de gestión de las empresas.

Las razones que justifican esta situación son dos:

En primer lugar y cito palabras de D.Manuel Larrán (Universidad de Cádiz) "la falta de profesorado formado en materias de RSC".

En segundo lugar y cito palabras de D. José María Lozano (ESADE) "las distintas disciplinas que conforman el managment empresarial fueron diseñadas (y así sigue siendo) sin tener en consideración la resposabilidad social".

Personalmente soy de la opinión que dificilmente se puede llegar a integrar la RSC en los sistemas de gestión de las empresas si en las escuelas de negocios y universidades siguen impartiendo las materias igual que lo han hecho siempre.

Veamos lo que dicen los Principios Núm 1, 2 y 3:

Principio 1: Vamos a desarrollar las capacidades de los estudiantes para que sean futuros generadores de valor sostenible para los negocios y la sociedad en general y para trabajar por una sociedad inclusiva y la economía global sostenible.

Principio 2: Vamos a incorporar en nuestras actividades académicas y programas de estudio los valores de responsabilidad social a nivel mundial como descritos en iniciativas internacionales como el Pacto Mundial de Naciones Unidas.

Principio 3: Crearemos marcos educativos, materiales, procesos y ambientes que permitan experiencias eficaces de aprendizaje para un liderazgo responsable.

El oto aspecto que me gustaria comentar está relacionado con la falta de investigación existente en el campo de la RSC, que probablemente permitiría desarrollar herramientas que facilitaran ese proceso de integración y darían respuesta a las necesidades que presenta la empresa del Siglo XXI

Veamos lo que dicen los Principios Núm. 4 y 5:

Principio 4: Nos comprometeremos con una investigación conceptual y empírica que aumenta nuestro conocimiento sobre el papel, la dinámica y el impacto de las corporaciones en la creación de valor sostenible social, ambiental y económico.

Principio 5: Vamos a interactuar con los gerentes de las corporaciones empresariales para ampliar nuestro conocimiento de sus desafíos en el cumplimiento de las responsabilidades sociales y ambientales y para explorar conjuntamente efectivas para enfrentar estos desafíos.

La jornada al menos ha servido para hacer realidad el Principio Núm 6: Facilitaremos y apoyaremos el diálogo y el debate entre educadores, estudiantes, empresas, gobierno, consumidores, medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil y otros grupos interesados ​​y las partes interesadas sobre temas críticos relacionados con la responsabilidad social global y la sostenibilidad.

Pero en mi opinión seguir hablando de valores y principios, o seguir hablando de la importancia de la ética en los negocios, siendo importante, es insuficiente. Hace falta dar pasos más decididos y que las instituciones académicas también asuman su responsabilidad.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top