El estudio no creo que aporte sorpresas, sin embargo viene a confirmar dos claras tendencias en la gestión empresarial. Por una parte, se pueden identificar las empresas que han sabido ver en la RSC una herramienta de gestión que aporta valor y que integran en la estragia de la compañía logrando una diferenciación progresiva de todas aquellas otras compañías que siguen sin verlo claro.

"existen todavía compañías que se resisten a integrar la RSC como herramienta de gestión, equiparándola más bien a modelos de gestión de riesgos y limitando la gestión responsable al cumplimiento normativo obligatorio para todas las corporaciones todavía consideran la sostenibilidad como un tema “a abordar en el futuro”, mostrándose escépticos ante las nuevas tendencias."

"otro tipo de empresas, las “embracers” que adoptan la Responsabilidad Social de un modo más coherente y comprometido, incluyéndola en su estrategia a largo plazo y estableciendo áreas específicas generalmente vinculadas a la alta dirección. Entre estas compañías despuntan aquellas pioneras que ya comienzan a abordar la Triple Bottom Line como herramienta, enlazando la rentabilidad de su negocio con las cuestiones sociales y ambientales.

Tan real como la vida misma y tan fácil de entender como lo que nos ha enseñado la historia empresarial en la que que solo subsisten las empresas que hayan sabido desarrollar ventajas competitivas

El documento pone el acento en aspectos relevante, tales como el considerable aumento a nivel global en la inversión en RSC por parte de las compañías, aproximadamente un 60%.

Asimismo, la mejora de la reputación es percibida como uno de los principales objetivos vinculados a la gestión responsable, a pesar de que la medición de intangibles todavía flaquea en el seno de las compañías globales.

Publicado en el Blog de Xavier Dueñas "Compromiso Responsable"

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top