Xavier Dueñas ¿Hasta qué punto estamos delante de escuelas socialmente responsables? ¿Es suficiente decir que se dan clases de ética o de desarrollo sostenible para considerar que se está ofreciendo la formación y la orientación deseable para la sociedad?

 

Xavier Dueñas

Xavier Dueñas

¿Hasta qué punto estamos delante de escuelas socialmente responsables? ¿Es suficiente decir que se dan clases de ética o de desarrollo sostenible para considerar que se está ofreciendo la formación y la orientación deseable para la sociedad?


Con esos interrogantes, el Sr. Carlos Losada nos proponía una reflexión sobre “El rol de las escuelas de negocios” publicado por Cinco Días.

 

En ese proceso de reflexión, conviene no olvidar que el origen por recuperar la ética en las enseñanzas de las escuelas de negocios, surge por las pautas abusivas de los dirigentes de algunas empresas, que han basado su estrategia en la especulación, en una visión cortoplacista y en una competitividad basada únicamente en la eficiencia.

 

Ese afán por el “resultarismo” (resultados a cualquier coste; todo vale si el resultado es bueno), puede que tenga su fundamento en el pensamiento económico que primaba el concepto de maximizar el valor de la acción como la principal responsabilidad de la empresa. Ese pensamiento ha sido desarrollado por las escuelas de negocio, poniendo énfasis en lo racional, en el control, en la eficacia y en los resultados en general en sus enseñanzas sobre managment.

 

Ese es el enfoque que justifica las clases de ética y desarrollo de sostenible en las escuelas de negocio.

 

Sin embargo, creo que ello puede resultar insuficiente, y la responsabilidad de las escuelas de negocios va más allá, siendo preciso desarrollar programas de managment que contemplen conceptos y herramientas de gestión coherentes con un modelo de empresa socialmente responsable.

 

La valoración de los activos intangibles; la medición y control del impacto de sus acción en la sociedad y en el medioambiente; la gestión del riesgo reputacional; la importancia de los ratings de sostenibilidad; la incorporación en el cuadro de mando y en el control de gestión; procesos y canales para la gestión con los grupos de interés….  Son tan solo algunos ejemplos que bajo mi punto de vista deberían de contemplar las escuelas de negocios en sus programas de managment.

 

Porque nos guste más o menos, no estamos hablando de “pájaros y flores”, estamos hablando del mundo empresarial, en un entorno extremadamente competitivo.

 

Publicado en Compromiso Responsable

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top