Empresa responsable

Es posible pedirle a las empresas que cumplan con ciertos valores y que desarrollen cualidades humanas? Porque no. Si las empresas están formadas por personas y si las mismas utilizan todos sus mecanismos y acciones corporativos teniendo en cuenta ciertos valores, la empresa podrá asociarse a estas cualidades.

Las cualidades más básicas que debe desarrollar una empresa socialmente responsable son:

 -Honestidad y ética: La gestión de todos los recursos que posee la empresa y la forma en que desarrolla sus actividades deben tener como base estas cualidades. Incluso cuando se cometen errores y equivocaciones es mejor reconocer la situación y no tratar de ocultar la misma. Al tomar y decidir las estrategias de gestión basados en los valores éticos ayudara notablemente a que el resto de la sociedad crea en ella.

 -Respeto: La empresa responsable tiene que respetar y fomentar  los derechos humanos de todas las personas, así como la ley internacional, la nacional o local en todas las áreas. Además del respeto y protección del medio ambiente.

 -Coherencia: Es fundamental que la empresa sea coherente entre lo que dice y lo que hace, tanto fuera como dentro de la organización. Si la gestión sigue una línea ética y es transparente lograra ganar la confianza social.

-Generosidad: Es vital que una empresa socialmente responsable no sea egoísta y solo se preocupe por su situación corporativa ignorando lo que ocurre alrededor. Lo que  se debe recordar que las empresas tienen intereses, pero estos no deben ser en perjuicio  del resto de la sociedad ni a corto ni a largo plazo. Se espera que colabore y ayuda a la comunidad en la que esta inmersa desde su rol social.

-Autocontrol: Es importante que las empresas se autolimiten o pongan límites éticos a sus decisiones o acciones y no esperar que el resto de la sociedad se los imponga, a través de leyes, reglamentos, etc.

En conclusión se le pide a la empresa que tenga una visión humanista de los negocios y no que desarrolle sus actividades sin escrúpulos y perjudicando al resto de la sociedad.

-Comunicación: Las empresas tienen que esforzarse en  comunicar tanto lo positivo como lo negativo dentro y fuera de la empresa, para de esta forma demostrar que quiere ser creíble. La organización debe estar abierta y dispuesta  al dialogo con los diferentes stakeholders en todas las situaciones incluyendo cuando hay problemas o situaciones conflictivas.

-Compromiso: Es importante que la empresa se preocupe y asuma el compromiso social que tiene por formar parte de la comunidad y tener un rol activo en la misma. Al asumir estas responsabilidades debería esforzarse por colaborar en la sostenibilidad y en ayudar a gestionar  los problemas sociales y ambientales globales y locales. 

Las empresas son organizaciones imperfectas por estar conformadas por personas por lo que no se puede exigirles que sean santas, pero si que establezcan estrategias y limites éticos a sus acciones. Que generen ganancias pero no a cualquier precio.

Estas cualidades pueden ser cultivadas y fomentadas desde la dirección para que sean incorporadas como parte de la cultura corporativa de la empresa. Que formen parte de la visión de negocios y llegue a todos los integrantes de la organización.

Las empresas reflejan las actitudes, pensamientos, decisiones y comportamientos corporativos de quienes la conducen y la gestionan.

Una empresa sin escrúpulos es reflejo de cómo son las personas que las administran, por lo que si se incorporan valores y cualidades positivos estos se verán reflejado en la gestión corporativa. 

Al internalizar estas cualidades positivas en la empresa se obtendrán muchos beneficios y será más fácil ser socialmente responsable y aceptado por parte del resto de la sociedad. Estas no son las únicas cualidades pero si las mas básicas para empresas que trabajan para ser responsables.

 

Adriana R. Orsi

 

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top