El futbol se ha convertido en un gran negocio a nivel mundial, muchos directivos de clubes olvidan el valor social de los mismos y  actúan o realizan acciones altamente irresponsables que dañan a las instituciones gravemente.

RSE.-  La irresponsabilidad en el futbolEl caso mas reciente y emblemático de irresponsabilidad social en un club de futbol es el de  River Plate de Argentina.

Este es uno de los clubes más importantes del país y con más fanáticos. Sin embargo la situación institucional es penosa, reiteradas gestiones de presidentes y juntas directivas irresponsables son los culpables de la difícil realidad en la que se encuentra el club hoy.

La  situación económica es lamentable, tiene un pasivo total de 150 millones de pesos argentinos y una deuda mensual de 4 millones de pesos, lo cual es una situación realmente grave.

Pero además a nivel deportivo tienen pésimos resultados que lo ponen en riesgo de descender, problemas internos entre jugadores, autoridades e hinchas, técnicos que cambian constantemente, malestar entre los socios y simpatizantes del club, mala imagen  institucional, falta de crédito y financiamiento, insuficientes  elementos deportivos para la practica de otras disciplinas, deudas con empleados y proveedores, así como demandas legales, son los principales problemas que debe enfrentar River en la actualidad.

Pero como se llego a esta situación tan escandalosa, es bastante simple la respuesta.  El tipo de  gestión que se desarrollo por años en el  club fue ineficiente e irresponsable.

Se produjeron diversos actos y hechos de corrupción, practicas poco éticas que perjudicaron notablemente al club, autoridades que se enriquecieran en sus funciones, se  fomento la complicidad y la relación con barras bravas o hinchas violentos en reventas de entradas y otros negocios oscuros, maniobras poco claras y transparentes en la compra y venta de jugadores, malas decisiones estratégicas como vender jugadores juveniles del semillero del club antes de tiempo, por lo que se hipoteco su futuro futbolístico, se tomaron decisiones pensando a corto plazo y no teniendo en cuenta a mediano y largo plazo las consecuencias,  se realizaron gastos superfluos, remuneraciones excesivas en ciertos cargos, se regalaron miles de entradas en vez de venderlas, etc.

Este es un ejemplo de por que es necesario que la responsabilidad social no solo deba ser adoptada por  las empresas sino también por  otras instituciones sociales y de esta manera se logre un comportamiento socialmente responsable que le permita evitar llegar a esta situación.

Pero River no es el único club con estos problemas en el futbol argentino, son varios más y no solo de primera división sino en otras categorías.

Lo que demuestra que una mala administración o  gestión irresponsable, la corrupción y la falta de ética pueden arruinar a una institución no solo económicamente sino deportivamente más allá de su historia y logros deportivos.

Diego Maradona hace un tiempo dijo una frase  celebre “la pelota no se mancha”. Las autoridades de los clubes irresponsables no solo lo hicieron, sino que los vaciaron y dañaron instituciones con gran valor social para cientos de miles personas que disfrutan del futbol pero además de otras actividades deportivas y culturales.

Por eso la RSE debería ser incorporada en estas instituciones como antídoto para evitar que más clubes terminen en coma como River se encuentra hoy.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top