Una protesta contra la captura desmedida del atún rojo ha tenido lugar en la feria de pescado de Bruselas. Se ha pedido a las compañías participantes del evento que dejen de vender atún capturado de forma insostenible. Casi todos los activistas de Greenpeace (80 personas) que han participado en la acción de protesta han sido detenidos.
En la feria estaban presentes los mayores proveedores de atún rojo del mundo, entre los que se encuentra el español Grupo Fuentes. Los activistas demandaban a dichas compañías que dejen de vender atún capturado de forma insostenible.

En el transcurso de la protesta se ha desplegado una pancarta de casi cien metros cuadrados en la entrada del edificio de la feria, con el mensaje "El tiempo y el atún se están agotando".

También se ha pedido a los visitantes de la feria a través de la megafonía que no compren productos procedentes de la destrucción del mar.

La policía de Bruselas ha procedido a la detención de los activistas que han participado en la protesta, así como a los portavoces de los diferentes países europeos, entre ellos a Sebastián Losada, responsable de la campaña de Océanos de Greenpeace España.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top