Publicado el
Junio se ha convertido en el sexto mes más caluroso jamás registrado, estableciendo el decimotercer récord mensual consecutivo de temperaturas extremas, según informó la Organización Meteorológica Mundial. La temperatura global promedio superó los niveles preindustriales en 1,5°C durante un año entero, y la superficie del mar alcanzó máximos históricos, poniendo en alerta a la comunidad científica y subrayando la urgencia de acciones climáticas inmediatas.
Temperaturas extremas sacuden al mundo

Junio se ha registrado como el sexto mes más caluroso en la historia y el decimotercer mes consecutivo en alcanzar un récord de temperatura mensual, según informó este lunes la Organización Meteorológica Mundial (OMM). El Servicio de Cambio Climático Copernicus de la Unión Europea ha revelado que, durante los últimos doce meses, la temperatura global promedio ha estado 1,5°C por encima de los niveles preindustriales, a pesar de que este aumento es la meta establecida por el Acuerdo de París para finales del siglo.

En junio, la temperatura media de la superficie del mar alcanzó los 20,85°C, el valor más alto registrado para este mes. No se ha perdido el objetivo de 1,5°C La secretaria general de la OMM, Celeste Saulo, enfatizó que estos nuevos datos indican que la superación del nivel de 1,5°C será temporal y ocurrirá con mayor frecuencia mensual.

“Sin embargo, es crucial destacar que estos aumentos temporales no significan que el objetivo de 1,5°C se haya perdido de forma permanente, ya que esta meta se refiere a un calentamiento a largo plazo de al menos dos décadas”, añadió Saulo. El Acuerdo de París compromete a los países a mantener la temperatura media de la superficie del planeta a largo plazo muy por debajo de los 2°C en comparación con los niveles preindustriales, y a esforzarse por limitar el aumento a 1,5°C para finales de este siglo. La comunidad científica ha advertido repetidamente que un aumento de más de 1,5°C conduciría a condiciones climáticas extremas mucho más severas.

Efectos devastadores ya se están viendo Con los niveles actuales de calentamiento, ya se observan efectos devastadores como olas de calor extremas, lluvias torrenciales, sequías, disminución del hielo marino y glaciares, aumento acelerado del nivel del mar y calentamiento de los océanos. “En junio se presentaron olas de calor extendidas y prolongadas en numerosos países, con importantes impactos en la vida cotidiana de las personas”, dijo Saulo, advirtiendo sobre un calor aún más extremo a medida que avanza el verano boreal.

Asimismo, expresó su gran preocupación por las temperaturas récord de la superficie del mar, las cuales amenazan los ecosistemas marinos vitales y proporcionan energía para potenciar los ciclones tropicales, como el caso del huracán Beryl. Inevitable seguir batiendo récords El director del Servicio de Cambio Climático de Copernicus, Carlo Buontempo, señaló que incluso si esta racha específica de extremos terminara, se seguirán batiendo récords mientras el clima continúe calentándose.

 

En este artículo se habla de:
NoticiasMedio ambienteODSsostenilidad

¡Comparte este contenido en redes!

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies