Publicado el
El Grupo anuncia su compromiso con la neutralidad de carbono para 2050, destacando un aumento en la inversión en soluciones sostenibles como el fondo MAPFRE Energías Renovables II. Este proyecto no solo contribuye a la transición hacia una economía baja en carbono, sino que también mejora las condiciones sociales y ambientales en las comunidades donde se implementa.
 Rumbo al Net Zero: Mapfre reducirá un 43% las emisiones de su cartera de  inversión

MAPFRE mantiene su firme compromiso con el desarrollo sostenible, anunciando ahora los objetivos individuales de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que asumió hace un año, en enero de 2023, al unirse a la Alianza de Propietarios de Activos Neto Cero (NZAOA, por sus siglas en inglés).

Recordemos que la compañía se incorporó a esta alianza en 2019, creada por la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI), con el propósito de llevar sus carteras de inversión a emisiones netas de gases de efecto invernadero (GEI) y alcanzar la neutralidad de carbono en 2050. La NZAOA cuenta con la participación de 87 inversores institucionales, de los cuales 69 ya han establecido objetivos de reducción de emisiones.

Esta nueva adhesión refuerza el compromiso de MAPFRE con la descarbonización, intensificando sus esfuerzos en la lucha contra el cambio climático y elevando progresivamente sus estándares de sostenibilidad con compromisos tangibles para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en su cartera de inversión.

Entre los principales objetivos se encuentra la iniciativa de reducir en un 43% la intensidad de las emisiones (TonCO2e/millón de euros invertido) de gases de efecto invernadero (alcances 1 y 2) en la cartera de inversiones del Grupo para 2030, tomando como referencia el año 2022. Además, se aumentará la inversión en soluciones que promuevan la transición hacia una economía baja en carbono, como el innovador fondo MAPFRE Energías Renovables II, FCR, recientemente lanzado en Europa, destinado a invertir en biometano y a mejorar las condiciones sociales y medioambientales en las comunidades donde opera.

La tercera meta fijada implica establecer un diálogo activo con al menos 20 grandes emisores de CO2e en la renta variable cotizada y los bonos corporativos de la cartera de inversión de MAPFRE, así como participar activamente en grupos de trabajo de consulta sobre la transición financiera de la Alianza.

Por último, es relevante destacar que el Plan de Sostenibilidad 2022-2024 de la compañía busca avanzar en objetivos estratégicos, incluyendo la calificación con criterios ESG del 90% de su cartera de inversión a nivel global para 2024, la neutralización de la huella de carbono para 2030, y la decisión de no invertir ni asegurar compañías de carbón, gas y petróleo que carezcan de un plan de transición energética. Estos compromisos subrayan la determinación de MAPFRE en liderar la sostenibilidad en el sector financiero.

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies