Publicado el
A medida que la COP28 llega a su fase final, la participación activa de la juventud en la acción climática se ha destacado no solo por su presencia en los auditorios, sino también por iniciativas concretas. Entre ellas se encuentra una declaración oficial de la juventud a nivel mundial, respaldada por un llamado claro a una mayor participación juvenil en la formulación de decisiones y políticas climáticas.
La juventud toma la palabra en la COP28

Con 1800 millones de jóvenes entre 10 y 24 años, la mayor generación de la historia, su presencia y conciencia sobre la crisis climática han tomado protagonismo en la COP28, celebrada en el teatro Al-Waha de la Ciudad Expo de Dubái. Las nuevas generaciones desempeñan un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático, siendo el sector más preocupado y comprometido con la emergencia medioambiental.

Jóvenes defensores del clima en la COP28 expresaron el pasado viernes su firme determinación de no quedarse de brazos cruzados ante la amenaza del cambio climático. Exigieron a los responsables políticos que prioricen las necesidades de los casi 2000 millones de niños y niñas del mundo, reconociendo que sus voces e ideas son clave para salvar el planeta.

Mientras se acerca el final de la COP28, las negociaciones sobre la reducción del calentamiento global y el futuro de los combustibles fósiles generan gran expectación. Informes recientes de la ONU han confirmado un punto de inflexión crítico para nuestro planeta, con gases de efecto invernadero acelerando drásticamente el deshielo y la subida del nivel del mar, según la Organización Meteorológica Mundial.

En un evento de diálogo juvenil, Ameila Turk, de YOUNGO (red global de activistas jóvenes), destacó la declaración mundial de la juventud entregada a los delegados de la COP28. Esta declaración, elaborada con más de 750,000 aportaciones de más de 150 países, es un poderoso testimonio del compromiso de la juventud en la lucha climática.

Mashkur Isa, también de YOUNGO, llamó la atención sobre la falta de participación continua de la representación juvenil en las actividades diarias de la COP28. A pesar de una alta representación en el auditorio, instó a una mayor presencia activa en las negociaciones climáticas de la ONU.

UNICEF informó que las catástrofes meteorológicas desplazaron internamente a 43.1 millones de niños en 44 países en seis años, afectando aproximadamente a 20,000 niños por día. La directora ejecutiva de La educación no puede esperar (ECW) hizo un llamado de 150 millones de dólares para abordar la crisis climática y destacó que 62 millones de niños y adolescentes han tenido su educación interrumpida debido al cambio climático.

Carmen Burbano, del Programa Mundial de Alimentos (PMA), subrayó la importancia de dedicar un día de la conferencia a la conexión entre educación, juventud y acción climática. Hablando sobre la alimentación escolar y su impacto en los objetivos climáticos, Burbano destacó el papel crucial del PMA como el programa de asistencia social más grande del mundo, influyendo directamente en los hábitos alimenticios de un tercio de la población en muchos países.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies