Publicado el
Este es el lema de la campaña que lanzaron las organizaciones de Comercio Justo, alertando de la necesidad de realizar un consumo responsable. Con este mensaje recuerdan los impactos medioambientales y humanos que provoca el elevado nivel de compras concentradas en un periodo corto de tiempo.
Ante el Black Friday, párate a pensar…y sé feliz

A medida que se acerca un nuevo Black Friday, el consumo experimenta un aumento vertiginoso, inundándonos con ofertas, promociones y miles de productos que, en muchos casos, probablemente no necesitamos. En este escenario, las organizaciones de Comercio Justo lanzan una llamada de atención sobre la imperativa necesidad de adoptar un consumo responsable.

Bajo el impactante lema "Ante el Black Friday, párate a pensar... y sé feliz", estas organizaciones nos recuerdan los efectos tanto medioambientales como humanos generados por el elevado volumen de compras concentradas en un periodo breve. Este mensaje resuena con la ciudadanía, como revela un reciente estudio de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo y ClicKoala, donde el 54% de la población expresa su deseo de asegurarse de que los productos adquiridos no han sido elaborados mediante explotación infantil, mientras que el 53% busca información sobre si su producción ha respetado el medio ambiente.

Las organizaciones de Comercio Justo subrayan cuatro razones fundamentales para adoptar un consumo responsable:

  1. Cuidar el planeta, nuestro único hogar: La cantidad de recursos naturales necesarios para sostener nuestro actual nivel de consumo supera significativamente la capacidad del planeta. Se requerirían los recursos de 1,75 planetas como la Tierra para satisfacer nuestras demandas. La agricultura comercial, responsable del 80% de la deforestación global, contribuye de manera destacada a las emisiones de gases de efecto invernadero, agravando la emergencia climática.
  2. Combatir la explotación laboral: La respuesta a la desmesurada demanda de bienes de consumo aumenta la explotación laboral, precarizando las condiciones de trabajo y poniendo en riesgo la seguridad y salud de los trabajadores. En el caso de la industria textil, ninguna gran marca puede demostrar que pague un salario digno, perpetuando jornadas laborales extensas, condiciones infrahumanas y salarios ínfimos, especialmente para las mujeres.
  3. Reducir la generación de residuos: Los envases y embalajes contribuyen al aumento de desechos que terminan en calles, vertederos o incineradoras. Estos residuos, creados utilizando recursos naturales, energía y agua, intensifican aún más la sobreproducción en nuestro planeta.
  4. Fomentar el bienestar personal: Las compras compulsivas durante eventos como el Black Friday a menudo generan sentimientos de culpa o emociones negativas. En contraposición, resistirse a la presión consumista favorece sentimientos positivos como la autoestima.

En resumen, el llamado es claro: reflexionar sobre nuestras elecciones de consumo durante el Black Friday no solo beneficia a nuestro planeta, sino que también contribuye al bienestar humano y al respeto por los derechos laborales. Adoptar un enfoque consciente en nuestras decisiones de compra es una poderosa herramienta para construir un futuro más sostenible y equitativo.

¡Comparte este contenido en redes!

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies