Publicado el
Las y los eurodiputados de la Comisión de Medio Ambiente aprobaron el pasado martes 31 de octubre su posición sobre una propuesta de reglamento que establece requisitos para todo el ciclo de vida de los envases, desde las materias primas hasta su eliminación final. De este modo, se espera que haya menos envases de plástico, para reducir la contaminación y la dependencia de los combustibles fósiles.
Nuevas normas de la UE para reducir, reutilizar y reciclar

Reducir el uso de envases de plástico es una medida importante para abordar tanto la contaminación como la dependencia de los combustibles fósiles. Los expertos afirman que algunas de las razones por las que la reducción de envases de plástico es esencial en este contexto son:

  1. Contaminación ambiental: El plástico es un material duradero que puede persistir en el medio ambiente durante siglos. La contaminación por plástico es un problema global, y los envases de plástico desechables son una fuente significativa de esta contaminación. Estos envases pueden terminar en ríos, océanos y vertederos, dañando la vida marina y la biodiversidad terrestre.
  2. Dependencia de combustibles fósiles: La producción de plástico está estrechamente vinculada a la industria de los combustibles fósiles, ya que se derivan del petróleo y el gas natural. Al reducir la demanda de envases de plástico, disminuye la necesidad de extraer y procesar estos recursos no renovables, lo que contribuye a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la dependencia de combustibles fósiles.
  3. Energía y recursos: La fabricación de plástico y envases de plástico requiere una cantidad significativa de energía y recursos, desde la extracción de materias primas hasta la producción y el transporte. Al reducir la producción de envases de plástico, se conserva energía y se minimiza el uso de recursos naturales, lo que es beneficioso para la sostenibilidad.
  4. Alternativas sostenibles: A medida que la conciencia sobre los problemas ambientales asociados con el plástico ha aumentado, han surgido alternativas sostenibles a los envases de plástico. Estas alternativas pueden incluir envases reutilizables, reciclables o compostables, así como el fomento de prácticas de reutilización y reciclaje.
  5. Concienciación y cambio de comportamiento: Reducir los envases de plástico también implica un cambio en el comportamiento de las personas y las empresas. Fomentar la concienciación sobre los impactos negativos del plástico y promover la adopción de prácticas de consumo más sostenibles es esencial para abordar tanto la contaminación como la dependencia de los combustibles fósiles.

En este contexto, con 56 votos a favor, 23 en contra y 5 abstenciones, las y los eurodiputados de la Comisión de Medio Ambiente aprobaron el pasado martes 30 de octubre su posición sobre una propuesta de reglamento que establece requisitos para todo el ciclo de vida de los envases, desde las materias primas hasta su eliminación final. Los parlamentarios quieren prohibir la venta de bolsas de plástico muy ligeras (menos de 15 micras), a menos que sea necesario por razones de higiene o se utilicen como envase primario para alimentos a granel, con el fin de evitar el desperdicio de alimentos.

Además de los objetivos generales de reducción de envases propuestos en el reglamento, los eurodiputados quieren fijar objetivos específicos de reducción de residuos para los envases de plástico (10% para 2030, 15% para 2035 y 20% para 2040). La parte de plástico de los envases tendría que contener porcentajes mínimos de contenido reciclado en función del tipo de envase, con objetivos específicos fijados para 2030 y 2040. Para finales de 2025, la Comisión debería evaluar la posibilidad de proponer objetivos y criterios de sostenibilidad para el plástico de origen biológico, un recurso clave para "desfosilizar" la economía del plástico.

Una de las metas que se busca con esta acción es fomentar la reutilización y las opciones de rellenado para los consumidores. Es por ello que las y los eurodiputados quieren distinguir y aclarar los requisitos para que los envases puedan ser reutilizados o rellenados. Los envases reutilizables deben cumplir una serie de criterios, entre ellos un número mínimo de veces que pueden reutilizarse (que se definirá más adelante). Los distribuidores finales de bebidas y comida para llevar en el sector HORECA deben ofrecer a los consumidores la posibilidad de llevar su propio envase.

Además, se espera prohibir los "productos químicos para siempre" en los envases alimentarios. Los eurodiputados quieren prohibir el uso de las llamadas "sustancias químicas para siempre" (sustancias alquiladas perfluoradas y polifluoradas o PFAS) y el bisfenol A añadidos intencionadamente en los envases que entran en contacto con alimentos. Estas sustancias se utilizan ampliamente para ignifugar o impermeabilizar envases, sobre todo de papel y cartón para alimentos, y se han asociado a una serie de efectos adversos para la salud.

Otras medidas propuestas son:

  • Aumento de los requisitos para que todos los envases de la UE se consideren reciclables, con la Comisión encargada de adoptar criterios para definir los envases "diseñados para el reciclado" y "reciclables a escala";
  • Los países de la UE tendrían que garantizar que el 90% de los materiales contenidos en los envases (plástico, madera, metales ferrosos, aluminio, vidrio, papel y cartón) se recogen por separado para 2029;
  • Los proveedores de servicios en línea estarían sujetos a las mismas obligaciones de responsabilidad ampliada que los productores.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies