Publicado el
En un discurso que pronunciado el pasado viernes 15 de septiembre en la cumbre del G77 en La Habana (Cuba), el Secretario General de la ONU hizo un llamamiento a los líderes de esta alianza y China para que "luchen por un mundo que funcione para todos".
Antonio Guterres: "El mundo necesita justicia climática al igual que justicia financiera"

En un mundo convulsionado como el actual, el mundo necesita tanto justicia climática como justicia financiera. Pero, antes de avanzar, es preciso recordar a que refiere cada uno de estos conceptos:

  1. Justicia Climática:
    • La justicia climática se refiere a la idea de que todas las personas, independientemente de su lugar de nacimiento o nivel de ingresos, tienen derecho a un medio ambiente limpio y seguro y deben ser tratadas de manera equitativa en relación con los impactos del cambio climático.
    • Reconoce que las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que causan el cambio climático históricamente han sido generadas en gran medida por los países industrializados, mientras que las naciones más pobres y vulnerables a menudo son las que más sufren las consecuencias del cambio climático, a pesar de haber contribuido menos a las emisiones.
    • La justicia climática implica la responsabilidad de reducir las emisiones de GEI, ayudar a las comunidades más afectadas por el cambio climático y financiar la adaptación y mitigación en los países más vulnerables.
  2. Justicia Financiera:
    • La justicia financiera se refiere a la equidad en la distribución de la riqueza y los recursos económicos a nivel mundial. Reconoce que existe una desigualdad significativa en la distribución de la riqueza y el acceso a oportunidades económicas en el mundo.
    • Señala que los países ricos suelen tener un mayor control sobre la economía global y tienden a beneficiarse más de la explotación de recursos naturales y el comercio internacional en comparación con los países más pobres.
    • La justicia financiera implica la necesidad de abordar esta desigualdad económica a través de medidas como la redistribución de la riqueza, la cancelación de la deuda de los países en desarrollo y la promoción de políticas económicas más inclusivas.

Antonio Guterres, Secretario General de la ONU, hizo un llamamiento a los líderes del Grupo de los 77 países en vías de desarrollo (G77) y China para que "luchen por un mundo que funcione para todos", en el discurso que pronunció el pasado viernes 15 de septiembre en la cumbre de esta alianza en La Habana  (Cuba). "Cuento con su Grupo, que ha sido durante mucho tiempo campeón del multilateralismo, para que den un paso al frente, utilicen su poder y luchen", dijo António Guterres. "Defendamos un sistema enraizado en la igualdad; defendamos un sistema dispuesto a revertir la injusticia y el olvido de siglos; y defendamos un sistema que beneficie a toda la humanidad y no sólo a los privilegiados", continuó.

Durante su intervención, Guterres señaló que, aunque estos países han sacado a cientos de millones de personas de la pobreza en las últimas décadas, ahora se enfrentan a innumerables crisis, donde apremia el aumento de la pobreza y el hambre, una escalada de los precios, una deuda desorbitada y un incremento de los desastres climáticos. "Los sistemas y marcos mundiales los han defraudado", dijo a los líderes reunidos en la capital cubana.  "La conclusión es clara: el mundo le está fallando a los países en desarrollo".

Afirmó que el cambio exigirá una actuación a nivel nacional para garantizar la buena gobernanza, movilizar recursos y dar prioridad al desarrollo sostenible. "El mundo necesita justicia climática al igual que justicia financiera", afirmó el máximo referente del organismo internacional.  Además, hizo un llamamiento a los países que se reúnan en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28), que se celebrará en noviembre, para que pongan en marcha el Fondo de Pérdidas y Daños, impulsado por el G77 y China.

En su discurso, el Secretario General señaló que ha propuesto medidas para que la arquitectura financiera mundial sea más representativa y responda mejor a las necesidades de los países en vías de desarrollo.  También ha propuesto un estímulo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible que proporcionará 500.000 millones de dólares anuales en financiación asequible a largo plazo para el desarrollo sostenible y la acción climática en los países en desarrollo.  El máximo responsable de las Naciones Unidas ha convocado la Cumbre sobre los Objetivos para la próxima semana y la Cumbre del Futuro para el año que viene.

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies