Publicado el
Con motivo del Día Internacional de la Alfabetización, que se celebró el pasado viernes 8 de septiembre, Manos Unidas hace hincapié en reclamar una educación inclusiva, equitativa, de calidad, transformadora y sostenible para todas las personas. Según la ONG el analfabetismo es un obstáculo para que más de 760 millones de personas salgan de la pobreza.
En pleno siglo XXI, todavía hay 244 millones de niños y jóvenes sin escolarizar

El Día Internacional de la Alfabetización se celebra cada año el 8 de septiembre. Fue proclamado por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) en 1966 con el objetivo de concienciar sobre la importancia de la alfabetización y promover la educación como un derecho humano fundamental.

La alfabetización es un componente esencial para el desarrollo social, económico y cultural de las personas y las comunidades. Promover la alfabetización es fundamental para combatir la pobreza, la desigualdad y para empoderar a las personas para que puedan participar plenamente en la sociedad y tomar decisiones informadas en sus vidas.

Con motivo de la efeméride, Manos Unidas hace hincapié en reclamar una educación inclusiva, equitativa, de calidad, transformadora y sostenible para todas las personas. En pleno siglo XXI, la ONG denuncia que todavía hay 244 millones de niños y jóvenes sin escolarizar. Y, un número elevado de aquellos que sí están matriculados en la escuela, no han adquirido los conocimientos necesarios de lectoescritura y cálculo.       

Las grandes desigualdades en materia de educación se manifiestan fundamentalmente en las mujeres y niñas, a pesar de que la educación y la alfabetización de este 50 % de la población reduce las cifras de matrimonios precoces infantiles, mejora las tasas de mortalidad materna e infantil y la nutrición y la educación de las familias.

La educación es, también, un factor fundamental para la creación de sociedades pacíficas y sostenibles. Así lo asegura la UNESCO, que incide en que «los programas de alfabetización ayudan a fortalecer los valores democráticos, la convivencia pacífica y la solidaridad comunitaria». En ese sentido se manifestaba el cardenal Berhaneyesus Souraphiel, arzobispo de Adís Abeba, en su visita a Manos Unidas. La educación es, según el jefe de la Iglesia católica etíope, la única manera de cambiar las actuales circunstancias que enfrenta el país del Cuerno de África, inmerso en una espiral de violencia, que ha impedido a muchos estudiantes acudir a las aulas durante casi tres años. «La educación es clave para combatir muchos de los problemas sociopolíticos y económicos a los que se enfrenta Etiopía», aseguraba.

Sin dudas el acceso a la educación es un elemento clave en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, y el Día Internacional de la Alfabetización desempeña un papel importante en la promoción de estos objetivos y en el impulso de la educación de calidad para todos y todas.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies