Publicado el
La cumbre regional entre la UE y la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC) ha reunido a líderes europeos, latinoamericanos y caribeños para fortalecer las relaciones entre ambas regiones. Durante el encuentro quedó en claro que la UE, Latinoamérica y el Caribe deben apostar por un multilateralismo basado en normas, para garantizar la paz, el respeto a los derechos humanos y la seguridad internacional.
UE-CELAC: parlamentarios piden impulsar el desarrollo sostenible

Las cumbres de la CELAC constituyen la voz central de la región en temas de consenso al ser el único interlocutor que puede promover y proyectar América Latina y el Caribe en la discusión de los grandes temas globales, con el objetivo de buscar una mejor inserción de la región en el ámbito internacional. Estas cumbres son los principales foros de diálogo y cooperación entre Europa y los Estados de América Latina y el Caribe.

La presidenta Roberta Metsola ha participado en representación del Parlamento Europeo, junto al copresidente de la Asamblea parlamentaria eurolatinoamericana (EuroLat), el eurodiputado Javi López (S&D, España).  Antes del encuentro, la presidenta Metsola recalcó: «Estamos comprometidos a impulsar la democracia parlamentaria en todo el mundo. Fortalecer la asociación entre Europa, América Latina y el Caribe es fundamental para ambas regiones. La cumbre de hoy es una oportunidad para reforzar nuestros acuerdos comerciales, aumentar la cooperación para alcanzar los objetivos ambientales y garantizar que el respeto a los derechos humanos ocupa un lugar central en nuestras conversaciones. Europa debe seguir comprometiéndose con las regiones de todo el mundo en un espíritu de amistad y respeto mutuo. El Parlamento Europeo cumplirá su parte y me complace anunciar que pronto abriremos nuestra primera oficina en América Latina».

Por su parte, Javi López, copresidente de la Asamblea parlamentaria, destacó: “La UE y América Latina constituyen juntas un tercio de los miembros de la ONU y comparten valores fundamentales como la democracia parlamentaria y la defensa del multilateralismo. La nueva oficina nos permitirá reforzar las seis Delegaciones del Parlamento que actualmente trabajan en la región y seguir apoyando el trabajo de la Asamblea EuroLat, en funcionamiento desde hace veinte años, con sus 150 miembros celebrando dos reuniones al año”.

En un mensaje a los líderes, el eurodiputado López y el copresidente del componente latinoaméricano de EuroLat, el congresista colombiano Óscar Darío Pérez, trasladarán las prioridades de la asamblea para fortalecer la asociación estratégica birregional, una semana antes de su propia reunión plenaria, que tendrá lugar en Madrid del 24 al 27 de julio.

Cabe destacar que los parlamentarios de ambas regiones reclamaron el cumplimiento estricto del derecho internacional, declaran su solidaridad con el pueblo ucraniano y condenan «la agresión injustificada, ilegal y no provocada por parte de la Federación Rusa». También insistieron en la importancia y el interés de celebrar regularmente cumbres UE-CELAC de jefes de Estado o de Gobierno –la anterior tuvo lugar en 2015- y recuerdan que EuroLat ha continuado reuniéndose estos ocho años para mantener abierto el diálogo birregional.

Otro de los temas centrales aborados durante la cumbre fue el comercio para mejorar la calidad de vida de la gente. La relación comercial entre la UE y Latinoamérica debe contribuir, según los parlamentarios, a incrementar el bienestar y la calidad de vida de la ciudadanía en su conjunto. También apuestan por reformar la Organización Mundial del Comercio (OMC), para mejorar su eficacia y transparencia, en aras de un sistema comercial mundial abierto, justo, equitativo, inclusivo y no discriminatorio, y que tenga en cuenta distintos niveles de desarrollo.

Finalmente, los parlamentarios se mostraron preocupados por cómo las recientes crisis de inflación, alimentaria, sanitaria, migratoria y energética han agudizado la pobreza y obstaculizado el desarrollo económico y social sostenible a largo plazo y han creado mayores desigualdades. Para resolverlo, mostraron su apoyo a las iniciativas de la ONU sobre una reestructuración de la deuda. Sugieren vincular la condonación, canje y reestructuración de la deuda a la inversión en educación, salud, reactivación productiva, cohesión social, conservación ambiental y fortalecimiento del tejido empresarial, entre otras áreas.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies