Publicado el
Durante la última sesión del ciclo SERES-Esade sobre compromiso de la alta dirección en materia ESG los máximos responsables de ATREVIA en España, HP Iberia y NTT DATA España reflexionaron acerca del rol que deben asumir los líderes empresariales para que los temas ESG sean nucleares y no periféricos en la estrategia y resultados de la compañía.
Claves para ejercer un liderazgo responsable

El Ciclo de Conferencias Esade - Fundación SERES ha congregado desde 2011 a 130 ponentes en más de 45 encuentros para acercar a los futuros directivos tendencias, experiencias y buenas prácticas empresariales en el ámbito social. La última edición ha sido una sesión a cerca de ‘Los ESG avanzan en la agenda de la alta dirección’, organizada por Esade y la Fundación SERES, junto con los máximos responsables de ATREVIA en España, HP Iberia y NTT DATA España para analizar el papel del liderazgo en el impulso de los criterios ESG en las empresas. 

“Es esencial que la alta dirección tenga un papel activo y se convierta en una pieza fundamental del cambio cultural. Nuestro empeño se ha centrado en gran medida en consolidar un tipo de liderazgo de empresas más humanas, capaces de transformar la realidad empresarial y lograr una sociedad mejor” ha afirmado Ana Sainz, directora general de la Fundación SERES, Sobre las cualidades de este nuevo liderazgo, Sainz ha destacado la coherencia y la visión en el largo plazo: “Que integre tanto los indicadores económicos como los indicadores de intangibles, porque no verlos conectados ya es cosa del pasado y significa perder competitividad”.

Por su parte, Ignasi Carreras, profesor y director de los Programas de formación directiva para ONG del Instituto de Innovación Social de Esade, ha asegurado que el avance de los criterios ESG “establece un marco que condiciona lo que hace y lo que no hace la compañía, ilumina sus estrategias y define sus comportamientos”. En este proceso, el liderazgo responsable es fundamental para conducir al equipo hacia las metas propuestas. Para ello, según ha apuntado Carreras, son necesarios tres elementos. Primero, la capacidad de generar una visión estratégica basada en los ESG; segundo, la integridad, para generar confianza en los grupos de interés con la transparencia o la diversidad como base; y, por último, la capacidad de transformación de las compañías, como un valor compartido para la empresa y la sociedad.

Los expertos presentes durante el evento analizaron las claves para ejercer un liderazgo responsable. Al respecto, Asun Soriano, CEO de ATREVIA en Españ sostuvo que “Los ESG están ya insertados en la agenda de la alta dirección de muchas empresas, en un cambio de paradigma formidable. En muchos casos desde la vocación, porque somos actor económico y también social, y en otros desde la obligación y presión regulatoria o reputacional, pero todos avanzando y sin posibilidad de marcha atrás”.  Además, ha hecho hincapié en la importancia de que estos compromisos sean nucleares y no periféricos en la estrategia: “Es muy importante que no ‘encerremos’ nuestros compromisos en las -muy técnicas- cuevas del reporting y el cumplimiento, para que estos compromisos sigan siendo medulares en la estrategia y nos ayuden en la conexión y cocreación con los grupos de interés, especialmente con el talento actual y futuro ante el desafío global del engagement”.

En esta misma línea, Inés Bermejo, directora general de HP Iberia señaló que:“Para nosotros todos los temas relacionados con el medioambiente, la sociedad y el gobierno corporativo configuran los cimientos sobre los que se debe sustentar la estrategia de la compañía. Los líderes actuales debemos asumir un papel integrador, activo y comprometido, que fomente la creación de ecosistemas sostenibles y que implique a todos bajo un objetivo común” y concluyó: “Crear una cultura sostenible y que perdure en el tiempo implica siempre a un líder que valora y prioriza la gestión de la sostenibilidad y es capaz de adaptarla al negocio, incluso en entornos altamente competitivos. La clave radica en ejercer un liderazgo responsable que inspire y motive a todos en todas partes”.

Por último, el CEO de NTT DATA España, Sergi Biosca, ha puesto en valor la conexión entre la rentabilidad económica y la rentabilidad social: “Estamos convencidos de que ninguna ecuación de valor va a ser ganadora si no incorpora la sostenibilidad. Más allá de la rentabilidad o el retorno, aparece un nuevo propósito que nos valoran profesionales, clientes, inversores, o reguladores por igual: tener un impacto positivo en las personas y en el planeta. Para ello, la tecnología es un habilitador que ofrece la velocidad y la escala para que empresa y sociedad alcancen los objetivos de la agenda 2030”.

¡Comparte este contenido en redes!

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies