El pasado jueves 11 de mayo, el Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto-ley a petición del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que contempla una inversión de 2.190 millones de euros para afrontar la sequía y aumentar la disponibilidad de recursos hídricos.
España invierte 1.400 millones de euros para afrontar la sequía en el país
Sara Cottle

La sequía es uno de los mayores problemas medioambientales que enfrenten muchos países, entre ellos España. Para hacerle frente a esta situación, el Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto-ley a petición del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que contempla una inversión de 2.190 millones de euros para afrontar la sequía y aumentar la disponibilidad de recursos hídricos.

La falta de agua es un fenómeno recurrente en nuestro país y ha afectado a diferentes regiones a lo largo de los años. España es conocida por tener un clima mediterráneo, caracterizado por veranos calurosos y secos, lo que aumenta el riesgo de sequías. Además, hay variaciones geográficas en las precipitaciones, con áreas como el sur y las Islas Canarias siendo más propensas a la sequía debido a su clima árido. Los expertos advierten que, en los últimos años, le país ha experimentado episodios de sequía significativos que han tenido impactos negativos en la agricultura, la disponibilidad de agua potable y el medio ambiente en general. Durante las sequías, los embalses y las reservas de agua disminuyen, lo que lleva a restricciones en el suministro de agua y dificultades para los agricultores y ganaderos.

Para hacerle frente a esta situación, el MITECO aporta 1.400 millones para construir nuevas infraestructuras, como plantas desalinizadoras, duplicar la reutilización de aguas urbanas, y reducir los cánones y tarifas de las explotaciones agrarias afectadas. También contempla la ejecución de un nuevo trasvase para reducir la presión sobre los acuíferos que alimentan el Parque Nacional de Doñana.

En el último tiempo, la inversión en materia de agua es una prioridad del MITECO, que ha aumentado la inversión anual un 50% desde los 362 millones de euros de 2018 hasta los 541 millones del pasado 2022. Además, en la presente legislatura se han sentado las bases de un potente refuerzo de las actuaciones durante los próximos años: los Planes Hidrológicos de 2022 a 2027 prevén inversiones de 22.844 millones y el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia contempla otros 3.167 millones, incluyendo un PERTE de Digitalización del Ciclo del Agua.

El financiamiento será dividido en diferentes ayudas. En primer lugar, para contribuir con los regantes que este 2023 sufran una reducción de su dotación de agua, se aplicará una exención al canon de regulación y a la tarifa de utilización del agua. Esta exención será del 50% si el descenso de la dotación es del 40% al 60%, y del 100% si supera ese 60%. Los beneficiarios indirectos de las obras de regulación de la cuenca del Guadalquivir quedan directamente exentos del 50% de dichas cuotas.

En segundo lugar, en consonancia con la normativa comunitaria, el RDL modifica la Ley de aguas para impulsar la reutilización de las aguas urbanas, de modo que se crezca un 150%, desde los actuales 400 Hm3 anuales a cerca de 1.000 Hm3 anuales en 2027 y llegue a representar el 20% del volumen de recursos hídricos destinados al abastecimiento de poblaciones.

En tercer lugar, se acelera la construcción de importantes infraestructuras, algunas con carácter inmediato para las cuencas afectadas por la sequía, como bombeos de emergencia y adecuación de tomas para garantizar el abastecimiento durante los próximos meses, con un presupuesto estimado de 35,5 millones.

Además, contribuyendo a reducir la presión sobre los acuíferos que nutren el Parque Nacional de Doñana, el Ejecutivo ha aprobado la sustitución de los bombeos de agua subterránea que abastecen a la conurbación de Matalascañas por aguas superficiales procedentes de la estación potabilizadora de Palos –Cuenca del Tinto, Odiel y Piedras–, así como la transferencia de 3 Hm3 anuales. Las obras necesarias para ejecutar este trasvase y abastecer al municipio serán asumidas por el Estado central.  

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top