Publicado el
Un total de 120 proyectos de emprendimiento impulsados por personas con discapacidad han recibido ayuda de Fundación ONCE en 2022, dentro del programa Por Talento Emprende, que cuenta con el apoyo del Fondo Social Europeo y que pretende fomentar el autoempleo y la integración laboral.
Más de un centenar de emprendedores con discapacidad crecieron gracias a Fundación ONCE

Emprender y hacer crecer un negocio no es tarea fácil. Mucho menos para las personas con discapacidad que deben enfrentarse a múltiples barreras día a día. Conscientes de esta problemática, Fundación ONCE trabaja para facilitar la integración laboral.

Concretamente, 120 proyectos de emprendimiento impulsados por personas con discapacidad recibieron ayuda de Fundación ONCE el pasado ejercicio, dentro del programa Por Talento Emprende, que cuenta con el apoyo del Fondo Social Europeo y que pretende fomentar el autoempleo y la integración laboral de las personas con discapacidad. La media de ayuda dada a cada una de las solicitudes aprobadas fue de más de 6.800 euros. Entre los proyectos aprobados figuran una ludoteca, una peluquería canina, un laboratorio de prótesis dental, servicios de entrenamiento y asesoramiento sobre bienestar, servicios de naturopatía y bioenergética, asesoramiento audiovisual y marketing o una agencia de viajes, entre otros.

Cabe destacar que, en el periodo de ejecución 2018-2022, Fundación ONCE ha destinado 2,6 millones de euros para impulsar el emprendimiento de personas con discapacidad. Además, en esta convocatoria se han incorporado criterios específicos para favorecer, por ejemplo, el emprendimiento de las mujeres con discapacidad. Los emprendedores reciben una ayuda económica fija y mínima de 3.000 euros que se puede incrementar en función de su perfil: hasta 2.000 euros más los colectivos con discapacidad con especial dificultad, entre los que se encuentran personas con parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual; 1.000 euros más a las mujeres, los parados de larga duración, los mayores de 45 años y los inmigrantes, y hasta 2.000 euros más a las víctimas de violencia de género, las familias monoparentales y aquellos hogares con todos los miembros en desempleo e hijos menores a cargo.

Por otro lado, también se prima a las empresas que generen empleo para otras personas con discapacidad; a los proyectos que además fomenten el desarrollo de sectores en crecimiento como la agricultura ecológica; a los que contribuyan al desarrollo rural y a los que tienen que ver con las tecnologías y sociedad de la información, el turismo especializado, servicios de salud, medio ambiente y a los dirigidos a investigación y desarrollo o a la innovación social.No obstante, la suma total de la ayuda no será, en ningún caso, superior a los 18.000 euros.

De los 120 emprendedores, 67 (algo más del 55%) son hombres y 53 mujeres, con edades comprendidas entre los 19 y los 64 años, si bien la mayor parte de ellos están en la década de los 40. Con respecto al tipo de discapacidad, la de casi el 40 por ciento es física; en torno al 15%, psíquica, y algo más del 11%, sensorial.  Además, hay un 27,5% de beneficiarios con discapacidad mixta. Finalmente, respecto a la distribución geográfica, la mayoría de los emprendimientos aprobados proceden de Andalucía, con 28, Cataluña (22), Madrid (13), Galicia (11), Castilla y León (9), Extremadura (8), Asturias, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana, con 7 proyectos apoyados en cada caso, País Vasco (3) y Aragón, Baleares, Canarias, Cantabria y La Rioja, con un proyecto en cada comunidad.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies