Publicado el
Esta es una de las conclusiones que se desprende de la sexta edición del “Índice de riesgo y rendimiento de la sostenibilidad empresarial”, publicado por EcoVadis, el proveedor líder de calificaciones de sostenibilidad empresarial. Según la publicación, las compañías de nuestro país mantuvieron su mejora en el ámbito de la sostenibilidad en 2021, alcanzando los 57,7 puntos, muy por encima de la media mundial de 49,2 puntos. Los datos muestran, entre otras cosas, que la ética es el aspecto en el que registra un mayor progreso, con las pymes liderando un crecimiento que se ralentizó durante 2022.

El contexto mundial complejo a nivel global, marcado por la crisis de la post pandemia y el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, entre otros factores, han puesto a la sostenibilidad en el centro de la escena. Sin dudas, las compañías han comprendido que le desarrollo sostenible es el camino más certero en tiempos turbulentos. Prueba de esto es que la sexta edición del “Índice de riesgo y rendimiento de la sostenibilidad empresarial”, publicado por EcoVadis, el proveedor líder de calificaciones de sostenibilidad empresarial afirma que las empresas españolas mantuvieron su mejora en el ámbito de la sostenibilidad en 2021, siguiendo la tendencia registrada por compañías de todo el mundo a lo largo de los últimos cinco años,  alcanzando los 57,7 puntos, muy por encima de la media mundial de 49,2 puntos.

Este Índice se basa en los datos de desempeño en sostenibilidad derivados de más de 83.000 calificaciones realizadas a cerca de 53.000 empresas que forman parte de las 800 cadenas de valor evaluadas por EcoVadis entre 2017 y 2021. Para la confección del informe, las organizaciones reciben una puntuación según 21 criterios de sostenibilidad en cuatro temas: Medio ambiente, Trabajo y derechos humanos, Ética y Compras sostenibles. La puntuación va de cero a 100 y se clasifica en los siguientes niveles de rendimiento: menos de 25 representa Insuficiente (alto riesgo), de 25 a 44 representa Parcial (riesgo medio), más de 45 representa Bueno y más de 65 es Avanzado.

Una conclusión importante que se extrae del índice es que, a nivel global, los datos indican que hay más empresas que nunca que participan en las calificaciones de sostenibilidad. EcoVadis ha observado un crecimiento del 61% en el número de evaluaciones entre 2017 y 2021, y, por primera vez, en 2021 más de la mitad de las empresas han sido evaluadas varias veces. Además, se observa que más del 65% de las compañías han logrado un nivel de rendimiento Bueno o superior con más de 45 puntos, frente al 50% registrado en 2017. Mientras tanto, la proporción de empresas con un rendimiento de sostenibilidad Parcial (entre 25 y 44 puntos) cayó del 45% en 2017 al 32% en 2021.

Buenas y malas noticias: España se mantiene en la media europea, pero ralentiza su progreso

Uno de los datos más importantes que proporciona el informe es que las empresas de nuestro país registran una puntuación media de 53,7 puntos en 2021, un 0,8 más que el año anterior y muy cerca de la media europea (53,8). La buena noticia es que las compañías españolas que han sido evaluadas en múltiples ocasiones muestran un mayor progreso y mejores resultados en sostenibilidad con una media de 57.2 puntos, mientras aquellas que se han iniciado con EcoVadis registran una puntuación media de 50,3.

Otro importante hallazgo es que las grandes protagonistas del análisis son las pequeñas y medianas empresas, quienes emergen como las principales impulsoras de la sostenibilidad en España, ya que representan el 88% de las empresas evaluadas. Todos los tamaños de empresa mejoraron sus resultados en materia de sostenibilidad entre 2017 y 2021, pero las pymes -que representan más del 70 % de las cadenas de suministro mundiales- superaron a las grandes empresas durante este quinquenio. Aunque las compañías de mayor tamaño lograron su mejor resultado hasta la fecha, su tasa de mejora fue inferior a la de las pymes en 2 puntos.

Empero, no todos son resultados positivos para España. A pesar de los buenos resultados en relación al resto del continente, el índice advierte que el progreso registrado es inferior a años anteriores, especialmente en el ámbito Medioambiental, donde solamente se ha avanzado 0,4 puntos hasta alcanzar una media de 56. Esto sitúa a las compañías españolas lejos del progreso de 1,3 puntos registrado a nivel global. No obstante, el porcentaje de compañías que se sitúan en el nivel Avanzado (+65 puntos) en cuanto a prácticas Medioambientales está por encima de la media europea: 28% en España por 25% a nivel continental.

Un ámbito a donde se observan resultados mejorables es en la preparación para la diligencia debida en materia de derechos humanos. Concretamente, según el índice, solamente el 11% de las empresas realizó una evaluación de proveedores y el 5% una evaluación interna de riesgos de trabajo infantil y forzado en 2021. Esto es especialmente preocupante, ya que las leyes de diligencia debida en materia de derechos humanos proliferan, mientras que la Organización Internacional del Trabajo estima que el número de personas atrapadas en la esclavitud moderna ha aumentado en 10 millones en los últimos cinco años.

Si bien en materia medioambiental y de derechos humanos aún se observan grandes oportunidades de mejora, otras áreas presentan resultados celebrables. Por ejemplo, los expertos afirman que las medidas en Ética han sido la gran apuesta de las empresas españolas (50,7 puntos, +2,3 respecto a 2020), mientras las Compras sostenibles siguen siendo una asignatura pendiente con 41,7 puntos. Por su parte, aunque la puntuación en el ámbito de las compras sostenibles había disminuido históricamente, este criterio ha experimentado un aumento de 1,2 puntos este año con respecto a 2020 (pasa de 37,6 a 38,8). Sigue siendo el ámbito donde se registran más dificultades, pero este progreso demuestra el compromiso de las empresas con su cadena de suministro durante un año convulso. En contraposición, el rendimiento en materia de trabajo y derechos humanos es el más alto de todos, con una puntuación media de 52,2.

Finalmente, por áreas, el informe expone que más industrias están cruzando el umbral de los 50 puntos. Mientras que ningún grupo industrial obtuvo una puntuación superior a 50 en 2017, cinco han superado esta meta desde entonces. Las empresas financieras, jurídicas y de consultoría (53,4) se han colocado a la cabeza de la clasificación por sectores debido a su buen rendimiento en materia de Trabajo y derechos humanos y Ética. Siguen los sectores de la construcción (51,5), la alimentación y las bebidas (51,4), la industria pesada (50,5) y la industria ligera (50).

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies