Nace una fundación para la protección ambiental del Mediterráneo

La Fundación AULA DEL MAR Mediterráneo surge con una prioridad: la conservación de la biodiversidad marina del Mediterráneo. Con la finalidad de promover alianzas entre todos los sectores de la sociedad para conseguir los objetivos de conservación y ODS, a través de la restauración de hábitats y protección de especies, investigación, educación ambiental, divulgación y participación ciudadana.

Sus tres fundadores, también patronos, cuentan con una experiencia de más de treinta años en conservación, sensibilización, divulgación, investigación y educación ambiental. Dos de ellos, Juan Antonio López Jaime y Cristina Moreno Fernández, desde la Asociación Aula del Mar de Málaga, en disolución, y el tercero, Carlos Sánchez Martínez, desde la Fundación Naturaleza y Hombre de Cantabria.

La gran biodiversidad que alberga el ecosistema marino mediterráneo, su singularidad, su riqueza y armonía paisajística, climatológica, y su legado histórico y cultural, han favorecido el creciente asentamiento demográfico de sus costas y llevado a la sobreexplotación de sus recursos naturales. Por eso, la Fundación pondrá el foco en la búsqueda de un modo de vida sostenible, alimentado por la cooperación y conciliado con la Naturaleza.

entrada dr

Para conseguirlo, las principales líneas de acción de la Fundación AULA DEL MAR Mediterráneo son:

  • Programas de cooperación nacional e internacional.
  • Recuperación de especies marinas amenazadas.
  • Custodia del territorio para la conservación y restauración de espacios marinos y litorales.
  • Acciones ante el Cambio Climático.
  • Gestión de espacios expositivos.
  • Desarrollo de actividades culturales sobre el patrimonio natural y social del Mediterráneo.
  • Investigación marina.
  • Acercar la ciencia a la ciudadanía, y la ciudadanía a la ciencia, haciéndola más accesible y compartiéndola.
  • Intercambio de experiencias mediante la realización de programas formativos y divulgativos.
  • Campañas de sensibilización ambiental y participación ciudadana.
  • Fomento del emprendimiento e innovación en el ámbito mediterráneo, con especial atención a los colectivos sociales más desfavorecidos, los jóvenes y atendiendo a la igualdad de género.
  • Apoyo y asistencia técnica para la gestión de espacios naturales marinos.
  • Voluntariado ambiental en espacios naturales marinos y litorales. Ciencia Ciudadana.

La sede principal de la Fundación se ubica en la ciudad de Málaga, como observatorio estratégico del Mar de Alborán y del Mediterráneo. 

El Mediterráneo es un “Hot Spot” (punto caliente) de biodiversidad a nivel planetario. Representando tan solo el 1% de los océanos, alberga el 10% de todas las especies marinas del Planeta (unas 17.000), y de ellas, el 20% son únicas o endémicas. Además, bate records en muchos frentes: en sus orillas alberga a la mayor diversidad de países y culturas, pasando por sus aguas el 25% del tráfico marítimo mundial, con más de 200 millones de turistas anuales, y es considerado el mar más contaminado del mundo.

Sus áreas marinas protegidas apenas superan el 1,5% de su superficie. Para subsanar esta situación, a finales del pasado 2021, los países mediterráneos del Convenio de Barcelona acordaron proteger el 30% de este mar de aquí a 2030.

Caballito dr

Si me preguntaran qué pretendemos, la respuesta sería: Impulsar un cambio de actitud en las personas para favorecer que los extraordinarios ecosistemas marinos mediterráneos estén llenos de vida y salud”, explica Cristina Moreno. En cuanto a cómo hacerlo, Juan Antonio López subraya tres caminos: “generar conocimiento para enamorarnos y proteger el territorio mediterráneo, realizar acciones para conservarlo e impulsar encuentros que promuevan la cooperación. En este sentido, Carlos Sánchez añade que es fundamental “unir fuerzas para avanzar hacia la sostenibilidad marina en Málaga, Andalucía y el Mediterráneo, lo que incluye establecer alianzas con entidades públicas y privadas y conseguir fondos que hagan realidad ideas y proyectos de todos aquellos que nos impliquemos en la consecución de los fines de esta Fundación”.

Los fundadores reconocen que sin la colaboración de numerosas instituciones que les han apoyado a lo largo de su trayectoria, nunca habrían conseguido sus objetivos. De ahí que insistan en que “la Fundación AULA DEL MAR Mediterráneo surge por la necesidad de dar continuidad y estabilidad al proyecto Aula del Mar para la Conservación del Medio Marino en Málaga y en Andalucía. Por tanto, nuestro agradecimiento a todas las personas y entidades que nos han guiado con sus consejos e indicaciones hasta la constitución de esta Fundación”. Y sin olvidar “el papel relevante del Ayuntamiento de Málaga, de la Diputación de Málaga, de la Junta de Andalucía y del Puerto de Málaga; también el apoyo recibido desde el Comité Español de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza)”.

En el encuentro que Diario Responsable ha mantenido con ellos para conocer esta ambiciosa iniciativa, los tres han pedido que incluyamos un último párrafo: “Y agradecemos muy especialmente la inestimable colaboración e implicación de las personas y amigos inspiradores, integrantes del Comité Asesor que se formó de manera espontánea, ante la necesidad de rescatar e impulsar el Proyecto AULA DEL MAR: Fernando Díez, Ignacio de la Vega, Almudena Díez, Miguel Ángel Nieto, Jorge del Valle y Álvaro González”.  

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top