La entidad financiera ha implantado una solución integral en la nube, que le permitirá simplificar el proceso de envío y validación de información, proporcionando indicadores de huella de carbono y cifras de seguimiento de reducción de emisiones. Se trata de una iniciativa que permitirá realizar una gestión activa y basada en datos de sus políticas de sostenibilidad.
BBVA lanza una plataforma para el seguimiento de la evolución de los principales indicadores medioambientales

Sin dudas, la sostenibilidad es uno de los pilares transformadores para BBVA, una prioridad estratégica en todos los ámbitos de actuación del banco, incluida en la gestión y mejora de los propios centros de trabajo. Siguiendo estos principios, la entidad financiera ha implantado Net Zero Cloud de Salesforce, un desarrollo ‘cloud’ para la gestión integral de los datos medioambientales de sus edificios corporativos. Con esta iniciativa, BBVA optimizará sus procesos para la medición de su huella de carbono y eliminará procedimientos manuales. 

Se trata de una nueva plataforma que permitirá a BBVA hacer un seguimiento de la evolución de los principales indicadores medioambientales de sus edificios corporativos y su red comercial de oficinas en los países donde tiene presencia. Además, generará diferentes escenarios para analizar la evolución de dichos indicadores frente a sus compromisos ambientales. Un sistema que automatiza la entrada de datos y cálculos, ayuda a obtener un análisis granular y transversal de los consumos de los inmuebles del Grupo BBVA a nivel global y define alertas en los indicadores clave. Para integrar esta solución, BBVA ha apostado por la compañía NTT DATA, especializada en integración de sistemas.

En palabras de Desirée Granda, responsable global de Inmuebles y Servicios en BBVA: “En BBVA apostamos por las mejores soluciones que conduzcan hacia una transición sostenible. Incorporamos la dimensión de la sostenibilidad en nuestro día a día, tanto en la relación con nuestros clientes como en nuestros procesos internos o en la gestión de todos los inmuebles corporativos”. Los centros de trabajo del banco ya cuentan con los más altos estándares de sostenibilidad y “este nuevo desarrollo nos permite tomar decisiones más rápidas, de forma más ágil, y dar seguimiento a los objetivos establecidos en nuestro Plan Global de Ecoeficiencia”. Un plan que establece objetivos interanuales enfocados a la reducción de impactos directos hasta 2025 como reducir el consumo de electricidad por empleado un 10%, un 7% el consumo energético total, un 11% el consumo de agua y papel o un 4% los residuos netos.

Cabe destacar que BBVA estandarizará los procesos de cálculo de emisiones en los países donde tiene presencia, facilitando el seguimiento de los objetivos marcados por la entidad. Del mismo modo, esta solución analizará la información mediante informes y cuadros de mando para cumplir los diferentes niveles de ‘reporting’ de la organización. Todo ello con una fuente de información fiable sobre la que el banco desarrollará su estrategia de reducción de huella de carbono.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top