Publicado el
Se trata de RobinGood y Apadrinaunolivo.org, las empresas sociales seleccionadas para recibir una inversión de 35.000€ . Además de la financiación, ambas entidades tendrán asesoramiento técnico, apoyo relacional y visibilidad.

Impulsado por 11 fundaciones en 2021, el vehículo de inversión del Fondo de Fundaciones de Impacto es un proyecto pionero en nuestro país que pretende visibilizar que la contribución a la mejora de la sociedad y la obtención de rentabilidad financiera son compatibles e introducir a las entidades sin ánimo de lucro en la inversión de impacto de forma práctica y colaborativa. A día de hoy, ya forman parte de la iniciativa 20 fundaciones.

Este año, el fondo ha concluido su primera edición financiando a dos empresas sociales españolas: Apadrinaunolivo.org y RobinGood. Tras el cierre de la convocatoria lanzada en julio de 2021 para encontrar empresas o proyectos con impacto social en búsqueda de financiación, estas dos empresas recibirán financiación, asesoramiento técnico, apoyo relacional y visibilidad por parte del Fondo. Apadrinaunolivo.org recibirá un préstamo por importe de 35.000€; y RobinGood ya cuenta con otros 35.000€ de capital invertido por el Fondo. Para dar continuidad al fondo, se lanzará en el último trimestre del año una segunda convocatoria de financiación de proyectos sociales con una inversión de hasta 40.000 euros.

RobinGood es una empresa social que ofrece 'alimentos con alma’: productos artesanos, de proximidad y sostenibles, entre los que se encuentra una gama de snacks dulces y salados que se elaboran en obradores ubicados en Cataluña, País Vasco y Aragón por personas con dificultades para acceder a oportunidades de empleo. La empresa, incluida por Forward Fooding entre las 500 startups foodtech más destacadas a nivel global en 2022, da empleo a 150 personas en riesgo de exclusión social y acaba de cerrar una ronda de financiación, apoyada en Crowdcube. Actualmente, sus productos están disponibles en El Corte Inglés, en gasolineras de Repsol, en aeropuertos y estaciones de tren, en supermercados como BM, Ametller Origen y en tiendas especializadas como El Super de los Pastores.

Por su parte, Apadrinaunolivo.org nace para luchar contra la despoblación rural a partir de la recuperación y puesta en valor de miles de olivos abandonados en Oliete, un pueblo de Teruel que ha visto cómo su población ha descendido drásticamente en los últimos años. Además de lograr la recuperación del olivar mediante la financiación de padrinos y madrinas, comercializan un aceite de oliva virgen extra de primera calidad, el mejor aceite del Bajo Aragón, según el Consejo Regulador de esa Denominación de Origen Protegida. Gracias a esta iniciativa se crea empleo y se consigue fijar población en zonas rurales abandonadas y mantener servicios esenciales como la escuela, al tiempo que se contribuye a la conservación del ecosistema local y la compensación de emisiones de CO2. Con el aceite procedente de los olivos centenarios en proceso de recuperación se llenan también los botes de conservas que se elaboran en el vecino pueblo de Alacón con productos cultivados en huertos abandonados de la zona. La conservera, llamada Mi Huerto, es un proyecto paralelo en el que ya trabajan diez mujeres.

¡Comparte este contenido en redes!

 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies