Según datos facilitados por la plataforma HazTestamentoSolidario.org, en nuestro país ha crecido el número de personas que decide incluir en su testamento a una ONG o fundación o se interesa por esta forma de contribuir con las causas solidarias. Además, en 2021 se ha incrementado en un 31% el importe donado por las y los españoles a través de testamentos solidarios (33.8 millones en 2021 frente a 23.3 millones en 2020).
La generosidad de los españoles: 34 millones de euros donados a través de testamentos solidarios

No todas son malas noticias estos días. Según Datos procedentes del estudio interno realizado por las organizaciones no lucrativas que componen la campaña HazTestamentoSolidario.org la solidaridad en España estaría en aumento. Probablemente la pandemia y la incertidumbre en cuanto al futuro han hecho que la sociedad contemporánea esté cambiando. Concretamente, estas transformaciones han generado que las y los españoles estén más concienciados sobre lo necesario que es hacer testamento y también ha despertado su lado más solidario. Esto se ha traducido en que el año pasado se produjo un notable incremento del número de personas que decidieron incluir en sus últimas voluntades a una o varias ONG o que se pusieron en contacto con ellas preguntando por esta vía de colaboración tan especial.

Este gesto de generosidad es lo que se conoce como hacer un testamento solidario, a través del cual, una persona decide incluir en testamento algún bien concreto o una parte de su herencia a causas humanitarias, sin perjuicio de sus herederos directos. Según datos facilitados por la plataforma HazTestamentoSolidario.org, en 2021 los españoles donaron 33.8 millones de euros a ONG y fundaciones a través de testamentos solidarios, un 31% más que la cantidad total ingresada en 2020 (23.3 millones de euros). Las cifras muestran que los bienes más comunes donados en testamentos solidarios son valores, inmuebles, joyas y obras de arte, aunque predominan los importes en metálico, cuya cantidad media ingresada a través de esta vía de colaboración crece también ligeramente de 76.053 en 2020, a 79.904 euros en 2021.  

José Alberto Marín, decano del Colegio Notarial de Cataluña explica que: “En los últimos años sí observamos una mayor sensibilización, en parte atribuible a que los ciudadanos tienen más información sobre cómo dar continuidad a las acciones solidarias llevadas a cabo en vida, fruto de las campañas tanto institucionales como de las propias entidades benéficas”.

Los datos muestran que, por comunidades autónomas, Madrid destaca por encima del resto con 9 millones de euros donados por los madrileños a través de testamentos solidarios. Le siguen País Vasco con casi cuatro, Cataluña con 3,2 millones, y Castilla León y Valencia con 2,8 y 2,7 millones respectivamente. Andalucía se sitúa justo por detrás, con 2,1 millones. En cuanto al valor medio de los testamentos solidarios, Madrid y País Vasco están a la cabeza con una media de 117mil y 112mil euros respectivamente.

Por otra parte, se observa un cambio en el perfil de los testadores. Ciertamente, el perfil de quienes deciden hacer testamento solidario ha ido ampliándose con el paso del tiempo, son personas cada vez más jóvenes y se observa un creciente equilibrio entre hombres (42%) y mujeres (58%). Los datos también reflejan que todavía suelen dar el paso más solteros (48%) que casados (30%), por delante de divorciados (12%) y viudos (10%), una tendencia que año tras año va igualándose, lo que indica que estar casado y tener descendencia es cada vez menos impedimento para hacer un legado a favor de alguna ONG o fundación. Finalmente, respecto a la edad, las personas que se sitúan entre los 60 y 69 años son los que más testamentos solidarios hacen, aunque las franjas más jóvenes también están ya concienciadas sobre la importancia de apoyar diferentes causas, incluso cuando ya no estén. El tramo de 50 a 59 años ha crecido en el último año de manera exponencial (56%), lo mismo que la de 40-49% (186% en 2021).

En palabras de Raúl, de 52 años, uno de los miles de testadores que quieren contribuir a dejar un mundo mejor para las siguientes generaciones: “Descubrí por casualidad el testamento solidario y al informarme me sorprendió la sencillez para poder realizarlo, no dudé demasiado y me decidí por CRIS contra el cáncer, porque en mi opinión, no hay mejor legado que donar vida a aquellos que aún disfrutan de ella cuando yo no esté”.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top