Por primera vez, las empresas del IBEX35 transparentes superan en porcentaje a las translúcidas y opacas

Concretamente, más de la mitad (57%) de las empresas del IBEX 35 han sido calificadas como “transparentes” sobre su responsabilidad fiscal en el 8º informe Contribución y transparencia 2021, publicado por la Fundación Haz, antes Fundación Compromiso y Transparencia. La finalidad principal de los informes de la fundación es impulsar la transparencia en la web y desarrollar un conjunto de áreas e indicadores comunes a partir de los cuales las empresas podrán ir enriqueciendo su rendición de cuentas. Si las empresas no comparten un lenguaje común a la hora de informar sobre sus principales actividades y resultados será difícil que puedan llevarse a cabo comparaciones sobre sus respectivos desempeños y que se pueda impulsar una sana emulación entre las mismas.

Cabe destacar que la muestra del informe está constituida por las 35 empresas que conforman el índice bursátil IBEX 35 atendiendo a las últimas modificaciones acaecidas en el mismo. La selección de esta muestra se ha hecho atendiendo a la relativa homogeneidad del perfil de las empresas, las principales del mercado español por capitalización bursátil, volumen de facturación, presencia internacional y similares obligaciones de reporte de información.

Este año, la investigación muestra excelentes resultados comparados a los de años anteriores.  Los responsables de la investigación afirman que, a lo largo de estos ocho años las empresas han respondido a ese reto mejorando significativamente la rendición de cuenta en la web sobre su responsabilidad fiscal. Uno de los datos más llamativos extraídos del documento es que, el presente ejercicio, por primera vez, las empresas calificadas de transparentes superan en porcentaje (57%) la suma de las empresas translúcidas y opacas. Se trata de un incremento muy significativo, si tenemos en cuenta que el pasado año las empresas que merecieron la calificación de transparentes fueron trece (un 37% de la muestra).

En este sentido, el informe, que se muestra muy optimista respecto a los años venideros, sostiene que las recientes reformas e iniciativas impulsadas desde la Unión Europea y la OCDE nos advierten que las cuestiones sobre transparencia en la fiscalidad internacional lejos de disminuir van a aumentar su peso e importancia en los próximos años. Asimismo, la reciente iniciativa lanzada por la Fundación Haz este primer año, con la creación de los sellos de transparencia de responsabilidad fiscal, que se otorgan a aquellas empresas que voluntariamente lo soliciten para acreditar el cumplimiento de los indicadores de transparencia, es un esfuerzo más para acompañar a las empresas en su compromiso con la responsabilidad fiscal.

Siguiendo con las buenas noticias, el documento advierte que, por primera vez desde que se publicó este informe hay tres indicadores que no presentan porcentajes de incumplimiento: el indicador relativo a la estrategia fiscal y los dos indicadores incluidos en el área de cumplimiento que confirman el auge de las prácticas de compliance en estos últimos años.  Por su parte, las áreas que presentan porcentajes mayores de incumplimiento siguen siendo, como en años anteriores, las de auditoría y la de gobierno. No obstante, el incumplimiento en el área de auditoría ha sufrido este año un importante descenso, disminuyendo del 41 al 23%. El indicador del área de auditoría que sigue presentando mayores porcentajes de incumplimiento (34%) es el relativo a la independencia. Las empresas que incumplen este indicador se dividen en dos grandes grupos: las que no ofrecen desglose alguno de los servicios adicionales prestados por la sociedad auditora en su informe de independencia de la auditoría externa y las que sí lo ofrecen informando que la sociedad auditora les presta servicios de asesoramiento fiscal.

El informe muestra una gran satisfacción ante el avance significativo experimentado en el cumplimiento de algunos indicadores. En términos generales, se observa que se ha alcanzado casi el pleno cumplimiento del indicador relativo a la manifestación expresa de cumplimiento con la normativa tributaria, consolidándose la tendencia de las empresas de hacer públicas sus estrategias o políticas fiscales aprobadas por los consejos de administración, atendiendo así al artículo 529 ter de la Ley 31/2014. Según los expertos de la Fundación, son treinta y una las empresas que hacen públicos esos documentos (89%). Empero, aún ocho empresas (23%) no han suscrito el Código de Buenas Prácticas Tributarias (CBPT) de la AEAT y solo dos (6%) no informan de esta adhesión de manera expresa en la web o en otro documento de reporte.

Sobre la información fiscal, ocho empresas publican documentos o informes ad hoc sobre materia fiscal y diez destacan por sus páginas webs especialmente completas y con enlaces específicos a cuestiones fiscales. Por su parte, 28 empresas (80%) facilitan información detallada sobre los beneficios obtenidos y los impuestos de sociedades pagados y devengados país por país de acuerdo con los contenidos exigidos legalmente, atendiendo a la aprobación del “Modelo 231 de Declaración de información país por país”. Por último, 14 empresas (40%) incorporan las cuestiones relacionadas con los litigios fiscales en algún documento de reporte como los informes de sostenibilidad o de responsabilidad social y 15 empresas (43%) informan con algo de detalle sobre esta cuestión, pero solo en las cuentas auditadas.

Finalmente, el documento realiza una serie de recomendaciones celebrando que se haya universalizado la buena práctica de hacer públicas las políticas y/o estrategias fiscales que han de contener posicionamientos respecto a algunas cuestiones clave, como son:

  • Compromiso expreso de cumplimiento de la normativa tributaria en todas las jurisdicciones donde desarrolle actividad.
  • Relación cooperativa con las administraciones tributarias.
  • Descripción del modelo de gestión y gobierno de los riesgos fiscales.
  • Evitar estructuras artificiosas, de carácter opaco o de prácticas abusivas con la finalidad de eludir las obligaciones fiscales o de obtener ventajas indebidas.
  • Compromiso de comunicación transparente de las principales magnitudes fiscales.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top