Especialistas en Derechos Humanos de Naciones Unidas instan a reforzar la protección del medio ambiente para salvar vidas. Un equipo de relatores especiales sobre la temática sostiene que se deben multiplicar los esfuerzos en la protección del planeta para salvar millones de vidas. Para ello, hacen un llamamiento a adoptar un enfoque de protección ambiental basado en las garantías fundamentales.
Proteger el medio ambiente, una cuestión de Derechos Humanos

El pasado lunes, 30 de mayo, se conmemoró el aniversario de la primera conferencia mundial para destacar la importancia del medio ambiente, celebrada en Suecia hace 50 años. Con motivo de esa efeméride, una veintena de expertos de Naciones Unidas en derechos humanos, afirmó este lunes que se necesitan esfuerzos mucho mayores para salvar millones de vidas cada año y llamó a los países a implementar cambios constitucionales y leyes ambientales estrictas con ese propósito.

En un comunicado conjunto las y los especialistas señalan la importancia de abordar la protección medioambiental desde na perspectiva de derechos humanos. Los expertos insistieron en que “colocar los derechos humanos en el centro de la acción ambiental tendrá implicaciones positivas para la calidad del aire, el agua limpia, la salud del suelo y los alimentos producidos de manera sostenible”.

Un enfoque basado en los derechos también ayudaría a concretar la energía verde, mitigar el cambio climático, proteger la biodiversidad y lograr la eliminación de sustancias tóxicas, “así como a respetar los derechos de los pueblos indígenas”, añadieron. Asimismo, explicaron que la acción ambiental enfrenta múltiples desafíos, incluidos los impactos climáticos, la pérdida de biodiversidad y la contaminación, y que todos estos factores afectan el ejercicio los derechos humanos.

Cabe destacar que. en octubre de 2021, en una resolución histórica, el Consejo de Derechos Humanos de Ginebra declaró por primera vez el derecho humano a un medio ambiente limpio, saludable y sostenible. Dicha resolución fue la culminación de décadas de lucha de organizaciones de la sociedad civil, incluidos grupos de jóvenes, instituciones nacionales de derechos humanos y pueblos indígenas.

Finalmente, las y los relatores especiales instaron a los Estados a trabajar para que la Asamblea General de la ONU también reconozca el derecho a un medio ambiente limpio, saludable y sostenible lo antes posible. Según los expertos, la estipulación por el órgano más representativo de la ONU del derecho a un medio ambiente saludable ayudaría a garantizar que los gobiernos, las empresas y las personas hicieron un mejor trabajo en ese sentido. “Una resolución de la Asamblea General sobre el derecho a un medio ambiente sano reforzaría el sentido de urgencia de las acciones que se requieren para implementar esa garantía”, concluyeron.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top