En vísperas de la celebración del Día Mundial de los Océanos, el próximo 8 de junio, y con el objetivo de contribuir a concienciar a cerca de la importancia de cuidar el planeta, el Pacto Mundial de Naciones Unidas ofrece importantes recursos para conocer el estado de los océanos contaminados y contribuir a su protección y preservación.
Cinco recursos para conocer el estado de los océanos y contribuir a su cuidado

Desde el próximo 27 de junio hasta el 1 de julio Lisboa acogerá la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos organizada con el apoyo de los gobiernos de Portugal y Kenia. Se trata de un evento que busca hacer una llamada a la acción para los líderes mundiales y a todos los sectores con el objetivo de movilizarles para aumentar la inversión en enfoques científicos que reviertan la situación actual de los océanos.  

Desde hace décadas los océanos, que suponen prácticamente tres cuartas partes de nuestro planeta, están sufriendo los impactos de la contaminación y el cambio climático. La polución, las altas temperaturas, los vertidos de basura y plásticos, y la sobreexplotación de sus recursos, son solo algunas de las causas del pésimo estado en el que se encuentran. Todos estos factores han acelerado su deterioro provocando el incremento de la acidificación del mismo y la pérdida de biodiversidad.

Diversas investigaciones muestran que estos efectos no sólo repercuten en la salud del océano, sino también en la salud humana. Cada vez más, la salud del océano está íntimamente ligada a la nuestra. Esta interdependencia de la salud de los ecosistemas es también un claro recordatorio de la interconexión que existe entre los ODS de la Agenda 2030. En concreto, los esfuerzos en la consecución del ODS 14: vida submarina, repercuten en otros Objetivos como el 8 sobre trabajo decente y crecimiento económico dado el peso de la industria marítima en la economía mundial o en el 13 de acción por el clima por la capacidad del océano de actuar como un sumidero de carbono. 
Frente un escenario poco alentador signado por el mal estado de los océanos, el Pacto Mundial de Naciones Unidas ofrece cinco recursos para contribuir a su cuidado:

1. Paper “Océanos saludables y sostenibles: oportunidades para el sector empresarial en la economía azul”

La organización líder en sostenibilidad ha editado esta publicación para favorecer la contribución empresarial al cuidado del océano. De este modo, a lo largo del documento instan a empresas y organizaciones a tomar medidas eficaces que contribuyan a la salud y prosperidad del océano basadas en los principios de la sostenibilidad y la Agenda 2030. Para ello, hace especial hincapié en el peso de la economía azul, haciendo además un recorrido por las oportunidades que ofrece el océano en sectores clave para la economía como el turismo, el transporte marítimo y actividades portuarias, la pesca y acuicultura, la biotecnología, la minería submarina o la energía oceánica renovable. Descarga la publicación aquí.

2. Global Goals, Ocean Opportunities

En este informe UN Global Compact aborda el papel de las empresas para garantizar un océano sano, productivo y bien gobernado. Entre otras conclusiones, la publicación identifica cinco puntos críticos que representan un conjunto de objetivos tangibles para abordar los retos de la sostenibilidad de los océanos. Los retos recogidos van desde la trazabilidad y acceso a los alimentos de origen marino, a un transporte marino sostenible, a la utilización de fuentes de energía oceánica, al aumento del conocimiento de los océanos y a evitar que la contaminación y los desechos se viertan a los océanos. Consulta la publicación completa aquí.

3. Principios para asegurar la sostenibilidad del océano

Estos Principios fueron lanzados en septiembre de 2019 y pretenden apoyar los esfuerzos para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París y el Programa de Acción 2030. Se trata de un conjunto de 9 Principios basados en los Diez Principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas sobre derechos humanos, trabajo, medioambiente y lucha contra la corrupción. Éstos están diferenciados en tres bloques: (1) Salud y productividad del océano; (2) Gobernanza y compromiso y (3) Datos y transparencia; y cuentan en la actualidad con más de 60 entidades adheridas, de las cuales más de 20 son españolas. Consulta más información aquí.

 4. El transporte marítimo y la crisis del cambio de tripulación COVID-19

Por su parte, esta herramienta ofrece orientación y una lista de comprobación para que los propietarios de carga marítima, los fletadores y los proveedores de servicios logísticos lleven a cabo la debida diligencia en materia de derechos humanos en sus cadenas de suministro, a fin de identificar, prevenir, mitigar y abordar las repercusiones negativas sobre los derechos humanos de los marinos afectados por la crisis de la COVID-19.

5. Dossier especial de Buenas Prácticas sobre Océanos

Con el objetivo de ofrecer inspiración a las organizaciones en la acción sobre el océano este dossier con 22 buenas prácticas de entidades socias busca aportar al debate. Los compromisos están enfocados a programas y campañas de sensibilización y formación, proyectos en colaboración con otras entidades con el fin de apoyar la investigación y conservación de los océanos y la biodiversidad marina, entre otros.  

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top