Publicado el
La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) ha presentado un informe en el cual plantea su marco estratégico para el período 2022-2031. Este articula la visión de la organización de un mundo en el que todas las personas gocen de seguridad alimentaria, en el contexto de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. El documento busca respaldar los Objetivos de Desarrollo Sostenible mediante la trasformación hacia sistemas agroalimentarios más eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles. Para ello propone cuatro claves indispensables para conseguir mejorar la producción alimenticia, la nutrición saludable, lograr un medio ambiente limpio y una sociedad más justa e inclusiva.
“Asegurar que nadie se quede atrás”: el plan estratégico de la FAO para 2022

En la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los ODS se hace un llamamiento en favor de cambios para la transformación, enfoques integrados y soluciones a los obstáculos para un desarrollo sostenible y se reconoce el papel fundamental que desempeña la agricultura sostenible en la conexión entre las personas, el planeta y la prosperidad. En este sentido, para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) transformar el mundo mediante la alimentación y la agricultura es posible. Un mundo que afronta cada vez mayores amenazas demanda que actuemos sin demora a fin de salvaguardar la vida, transformar nuestros sistemas agroalimentarios para preparar nuestro planeta para el futuro y asegurar resultados sostenibles.

A comienzos de este año, la organización internacional presentó un informe a donde detalla su marco estratégico para el periodo 2022-2030.  Desde 2010, todo el trabajo de la FAO se guía por un Marco estratégico preparado para un período de 10 a 15 años, que se revisa cada cuatro años. El último Marco se ha elaborado en el contexto de los principales desafíos mundiales y regionales en las áreas comprendidas en el mandato de la FAO, incluida la pandemia de coronavirus. El documento propone un exhaustivo plan de trabajo y detalla cuatro áreas claves para asegurar que nadie se quede atrás.

Los expertos de la entidad parten del paradigma de garantizar la seguridad alimentaria. Pero ¿Qué significa esto? El concepto de seguridad alimentaria hace referencia a alimentos inocuos y nutritivos para todos, que aparece explícito en el ODS 2 (hambre cero), pero que está implícito en todo momento, constituye la base de la Agenda 2030. Es indisociable de la urgencia de erradicar las situaciones de carencia extrema, afrontar los desafíos climáticos, crear resiliencia comunitaria y gestionar de forma responsable los recursos naturales y una biodiversidad rica. En suma, la consecución de la Agenda 2030 requiere una transformación radical de nuestros sistemas agroalimentarios.

Las cuatro mejoras que se establecen en el documento constituyen un principio organizador sobre cómo la FAO pretende contribuir en forma directa al Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 1 (fin de la pobreza), el ODS 2 (hambre cero) y el ODS 10 (reducción de las desigualdades) y para respaldar el cumplimiento de la Agenda 2030 en general. Cabe destacar que estas mejoras reflejan las interconexiones entre las dimensiones económica, social y ambiental de los sistemas agroalimentarios, estas son:

1. Mejor producción: Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles, a través de cadenas de suministro alimentario y agrícola eficientes e inclusivas en los planos local, regional y mundial, asegurando la resiliencia y la sostenibilidad de los sistemas agroalimentarios en condiciones climáticas y ambientales cambiantes. Las esferas programáticas prioritarias de esta mejora son: Innovación para la producción agrícola sostenible, transformación azul, Una Salud y acceso equitativo de los pequeños productores a los recursos, agricultura digital.

2. Mejor nutrición: Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición en todas sus formas, en particular promoviendo alimentos nutritivos y aumentando el acceso a dietas saludables. Las medidas a tomar para este punto son: Dietas saludables para todos, nutrición para las personas más vulnerables, alimentos inocuos para todos, reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos, y mercados y comercio transparentes.

3. Mejor medio ambiente: Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y marinos y luchar contra el cambio climático (reducción, reutilización, reciclado, gestión de los residuos) mediante sistemas agroalimentarios más eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles. Aquí se propone la necesidad de generar sistemas agroalimentarios que mitigan los efectos del cambio climático y adaptados a él, bioeconomía para la alimentación y la agricultura sostenibles, y servicios ecosistémicos y biodiversidad en favor de la alimentación y la agricultura, lograr sistemas alimentarios urbanos sostenibles.

4. Una vida mejor: Promover el crecimiento económico inclusivo mediante la reducción de las desigualdades (zonas urbanas y rurales, países ricos y pobres, hombres y mujeres). Para lo cual, según el informe será fundamental garantizar la igualdad de género y empoderamiento de las mujeres del medio rural, transformación rural inclusiva, emergencias agrícolas y alimentarias, sistemas agroalimentarios resilientes, Iniciativa Mano de la mano (IMM), ampliación de las inversiones.

Asimismo, el marco estratégico explica que la FAO aplicará cuatro “aceleradores” transversales o intersectoriales: i) tecnología, ii) innovación, iii) datos y iv) complementos (gobernanza, capital humano e instituciones) en todas sus intervenciones programáticas a fin de acelerar las repercusiones y, al mismo tiempo, reducir al mínimo las compensaciones necesarias.

Finalmente, En el documento también se destaca la importancia de modificar el paradigma de trabajo de la FAO a fin de conseguir un cambio para la transformación. El objetivo del modelo operativo revitalizado y adecuado a los fines previstos de la entidad consiste en devenir una organización inclusiva y ágil que sea transparente, abierta, innovadora, responsable y eficaz, que produzca repercusiones significativas y que preste servicios a sus miembros para que estos puedan lograr las cuatro mejoras. El enfoque programático mejorado se respaldará con la profundización y la ampliación de las asociaciones, mediante el aprovechamiento óptimo de las ventajas normativas de la FAO, la búsqueda de mecanismos y fuentes de financiación innovadores, la adopción de enfoques eficientes e innovadores y la preparación para actuar en un mundo de riesgo e incertidumbre crecientes.

En este artículo se habla de:
NoticiasODSfao

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies