La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha publicado un estudio que analiza el grado de compromiso de las empresas cotizadas españolas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que configuran la Agenda 2030 de Naciones Unidas y, en concreto, la repercusión de las características de gobierno corporativo en dicho compromiso. Además, el documento examina si las características de gobierno corporativo y la vinculación de las empresas con los ODS determinan su inclusión en índices de sostenibilidad. Se trata de la primera investigación de estas características que analiza para la totalidad de empresas cotizadas españolas cómo estas implementan sus actuaciones de sostenibilidad de acuerdo con las metas de la ONU en materia de desarrollo sostenible.
Crece la implicación de las compañías nacionales con la Agenda 2030

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha publicado un informe con el objetivo de facilitar la difusión de estudios que contribuyan al mejor conocimiento de los mercados de valores y su regulación. Concretamente, el estudio analiza cómo las características del gobierno corporativo de las empresas influyen en la adopción de actuaciones en materia de sostenibilidad que avancen en la consecución de los ODS para un panel de empresas españolas cotizadas en el mercado continuo en el periodo 2015-2019. Adicionalmente, analiza si el gobierno corporativo de las empresas y su grado de compromiso con los ODS determinan la inclusión de estas en índices bursátiles de sostenibilidad.

Se trata de la primera investigación de estas características y pretende contribuir al ámbito del gobierno corporativo y la sostenibilidad de diversas formas. Por un lado, analiza para la totalidad de empresas cotizadas españolas cómo estas implementan sus actuaciones de sostenibilidad de acuerdo con los ODS.  Permite identificar cuáles son los ODS abordados con mayor frecuencia, atendiendo también al componente temporal y sectorial. Por otro lado, mientras que la literatura previa se ha centrado en el análisis del impacto del gobierno corporativo en la probabilidad de la que las empresas mencionen los ODS en sus informes de sostenibilidad o RSC, este estudio avanza en esta línea y considera además el número de ODS que las empresas declaran abordar.

En el año 2015 las Naciones Unidas adoptaron un total de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que abarcan un total de 169 metas por alcanzar en el año 2030. Desde su definición y aprobación, la consecución de esta Agenda 2030 se ha convertido en una de las líneas de actuación clave de los gobiernos y Administraciones públicas de todos los países del mundo sin distinción, actuando los ODS como marco de referencia en materia de sostenibilidad a nivel global. Asimismo, el sector privado también se configura como uno de los actores principales en el avance y logro de estos objetivos.

El informe publicado por la CNMV afirma que, en el marco de la Agenda 2030, las empresas ya no solo son agentes clave, directos o principales, para la consecución de los objetivos relacionados con la prosperidad económica, sino que además la actividad empresarial que desarrollan puede contribuir a los ODS desde un punto de vista global y sectorial, y su estructura organizativa y operativa. En esta línea, el documento muestra que recientes estudios académicos han abordado cómo las estructuras de gobierno corporativo de las empresas contribuyen a que estas integren la Agenda 2030 en sus actuaciones en materia de sostenibilidad.

Una de las principales conclusiones que se desprenden del informe es que, en comparación con otros entornos institucionales, las empresas españolas tienen una mayor implicación con los ODS. Así, estudios previos muestran que el porcentaje de empresas que incluyen actuaciones que contribuyan a la consecución de los ODS en sus memorias de sostenibilidad en España alcanza el 33,90 % en 2016, el 44,33 % durante el periodo 2015-2019 y el 67,52 % en el año 2019. Un notable incremento que da cuenta de un crecimiento del compromiso en materia de desarrollo sostenible.

Otro aspecto que emerge del análisis es que, aunque existen variaciones en función del sector de actividad, las empresas priorizan el trabajo decente y crecimiento económico, así como el desarrollo de la industria, innovación e infraestructuras, objetivos muy ligados con la actividad empresarial. De igual forma, la acción por el clima, la educación de calidad y la producción y consumo responsables son otros de los ODS que con mayor frecuencia abordan las empresas españolas.

En relación con la inclusión de las empresas en los diferentes índices de sostenibilidad, los estadísticos muestran que el porcentaje de empresas españolas incluidas en los índices de sostenibilidad europeos y mundiales se sitúa en torno al 10 %, siendo mayor la presencia en el índice DJSI World (13,03 %), seguido por el índice STOXX Global ESG (11,51 %) y finalmente el DJSI Europe (11,51 %). El FTSE 4 Good Ibex, constituido exclusivamente por empresas españolas, engloba de media al 34,01 % de las empresas consideradas en la muestra, estando entre estas últimas la gran mayoría de las empresas incluidas en los índices europeos y mundiales. Así, el 35,36 % de las empresas españolas forman parte de algún índice de sostenibilidad.

Por otra parte, los resultados señalan que una mayor independencia y una mayor diversidad de género en el consejo de administración ya no solo aumentan la probabilidad de que las empresas consideren la Agenda 2030 en el diseño de sus actuaciones en materia de sostenibilidad, sino que también incrementa el número de ODS abordados. Por el contrario, otras características de gobierno corporativo, como el tamaño del consejo, el número de reuniones del consejo o la no dualidad del CEO, no parecen influir en el compromiso de las empresas con los ODS. Al respecto se observa que los consejos de administración están formados por una media de 10 consejeros, de los cuales un 44,03 % son consejeros independientes y un 18,24 %, mujeres consejeras y un 9,14 % de los consejos cuenta con una comisión de sostenibilidad específica.

Los resultados alcanzados también muestran la importancia de la adhesión de las empresas al Pacto Mundial como determinante del compromiso con la Agenda 2030. un 44,33 % de las empresas están adheridas a este y, si bien este porcentaje coincide con el de empresas que declaran su compromiso con la Agenda 2030, no todas las empresas adheridas al Pacto Mundial informan sobre sus actuaciones en el marco de los ODS y viceversa. Otra importante conclusión es que, según los expertos, los resultados revelan que la presencia femenina en los consejos y el porcentaje de consejeros independientes potencian que las empresas lleven a cabo acciones que promuevan la consecución de los ODS. Asimismo, una mayor independencia del consejo de administración y una mayor diversidad de género ya no solo aumentan la probabilidad de que las empresas consideren la Agenda 2030 en el diseño de sus actuaciones en materia de sostenibilidad, sino que también incrementan el número de ODS abordados.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top