Bilbao, España, ha sido la sede de la Reunión Global de Expertos que se desarrolló entre el 15 y 16 de diciembre, donde se intercambiaron y compararon experiencias internacionales y buenas prácticas, identificando las condiciones previas necesarias para los gobiernos que buscan desarrollar políticas e intervenciones de regeneración urbana, considerando nuevas vulnerabilidades y tendencias surgidas en las ciudades durante la COVID-19.
La Regeneración Urbana, clave para una recuperación inclusiva y sostenible

La Reunión Global de Expertos “Regeneración Urbana como herramienta para una recuperación inclusiva y sostenible” fue organizada conjuntamente por la oficina de ONU-Habitat en España y el Gobierno Vasco, y contó con la participación de expertos de ONU-Habitat, otros expertos internacionales, nacionales y representantes gubernamentales, quienes se reunieron para debatir sobre la regeneración urbana como herramienta para una recuperación inclusiva y sostenible. 

Durante la Reunión se destacó que la regeneración urbana es un proceso que no solo transforma el entorno físico, sino que representa un enfoque de intervención en el que los principios de inclusión social, resiliencia, compacidad, participación comunitaria y prosperidad socioeconómica son el punto de partida para el desarrollo sostenible en nuestras ciudades. 

A lo largo del encuentro, expertos y representantes de instituciones como ONU-Habitat, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el Gobierno Vasco, la Universidad de Deusto, CGLU, INCASOL, World Resources Institute, los Ayuntamientos de Rotterdam, Copenhague y Teherán, URBACT, ISGlobal, la Agenzia per la Cohesione Territoriale de Italia, Agence Nationale pour la Rénovation Urbaine de Francia o el Joint Research Center y DG REGIO de la Comisión Europea, entre muchos otros, reconocieron que la regeneración urbana se ha transformado en una de las herramientas fundamentales que se deberían aplicar para promover una recuperación inclusiva, justa y sostenible.

La necesidad de procesos de regeneración urbana para revertir las dinámicas urbanas negativas se ha vuelto a enfatizar como resultado del COVID-19 y la crisis climática, así como debido al aumento de la desigualdad espacial. Los procesos de regeneración urbana son más necesarios que nunca para promover la recuperación inclusiva y sostenible, lograr impactos positivos en los ámbitos urbano social, económico, físico y ambiental y generar beneficios directos para los residentes urbanos. Al respecto, Shipra Narang Suri, Jefa de la Subdivisión de Prácticas Urbanas de ONU-Habitat, mencionó que “Asegurar la asignación de recursos hacia áreas estratégicas es clave y hay que encontrar el equilibrio entre el corto y el largo plazo. Los gobiernos locales han sido los más afectados en las necesidades que ha provocado la COVID-19".

Las conclusiones de esta reunión buscan alimentar el desarrollo de unas “Directrices para la Regeneración Urbana Inclusiva y Sostenible”, apoyar los esfuerzos para consolidar datos y metodologías para monitorear la desigualdad espacial, contribuir en el proceso de desarrollo de conocimientos para el avance del programa “Barrios y comunidades inclusivas y dinámicas” de ONU-Habitat, y, entre otros, aportar en la consolidación y fortalecimiento de un “Grupo de Referencia de Regeneración Urbana Global”, que comprende ciudades, investigadores y profesionales comprometidos con el estudio de la regeneración urbana.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top