Un informe realizado por Fundación Randstad y la Universidad Oberta de Catalunya (UOC) analiza el mercado laboral del futuro y cómo afecta a las personas con discapacidad. Según la investigación el 59% de las personas con discapacidad estiman que existen pocas oportunidades laborales para ellos.
La automatización de los trabajos perjudica a las personas con discapacidad

El futuro ya está aquí y es digital. De esto no hay dudas. La innovación tecnológica ha ido creciendo rápidamente en los últimos años y todo indica que lo seguirá haciendo. En este escenario de fuertes transformaciones, el mercado laboral no es la excepción. Para conocer con mayor profundidad esta temática, la Fundación Randstad y la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), han publicado los resultados del estudio: El mercado laboral del futuro y su afectación a las personas con discapacidad.  

Este informe, realizado por la investigadora de la UOC Marta López Costa,  tiene como principal objetivo analizar las oportunidades de los nuevos empleos que ya han llegado y que están por llegar. Las ventajas que se ofrecen en el mercado laboral están diagnosticadas por la autora desde la perspectiva de las personas con discapacidad. Asimismo, se analiza la existencia de una brecha de oportunidades de nuevos empleos entre los diferentes tipos de discapacidades.Este estudio forma parte de las actividades de la Cátedra Fundación Randstad-UOC sobre Discapacidad, Empleo e Innovación Social, dirigida por el catedrático de los Estudios de Psicología y Ciencia de la Educación de la UOC, Jordi Planella, que ambas entidades crearon en 2019 con la intención de fomentar la integración en el entorno laboral de las personas con discapacidad en igualdad de oportunidades y de generar conocimiento alrededor de la diversidad funcional. 

En términos generales, el análisis demuestra cómo los recientes avances tecnológicos digitales están eliminando, mayormente, ofertas de trabajo relacionadas con tareas rutinarias, tanto cognitivas como manuales. Los datos que se desprenden de la investigación advierten que el 59% de las personas con discapacidad estiman que existen pocas oportunidades laborales para ellos, cifra que aumenta hasta el 67,9% cuando nos referimos al colectivo con discapacidad intelectual. Además, se plantean las dificultades para las personas con discapacidad, en el emprendimiento y la creación de sus propias empresas.

En este sentido, los resultados de la investigación ponen de manifiesto la problemática de la empleabilidad de las personas con discapacidad, ya que la mayoría de las ofertas hacen referencia a trabajos rutinarios manuales (59,12%), seguido de trabajos rutinarios cognitivos (28,06%). De este modo, un 87,18% de las ofertas laborales están en peligro de desaparecer y sus tareas ser reemplazadas por tecnología digital. Solo un 12,82% de las ofertas analizadas implican trabajos no rutinarios cognitivos y/o manuales.

El problema principal radia en que el mayor número de personas con discapacidad se concentra dentro del sector de los servicios, en las actividades como por ejemplo jardinería y atención al público. Pocos de estos sectores tienen relación con las tendencias internacionales sobre la creación de nuevos empleos, que apuntan a una mayor demanda de empleos relacionados con la economía verde, economía de datos e inteligencia artificial, economía del cuidado así como nuevos perfiles de ingeniería, desarrollo de producto y la nube.

Según explica María Viver, directora de la Fundación Randstad, ”es fundamental acercar las oportunidades de la digitalización a las personas con discapacidad. Para ello es necesario reducir las brechas y adaptarse a las necesidades del mercado. Mejorar su formación y hacer la tecnología accesible para todos”. En esta misma línea, Marta López Costa, autora del estudio explica que “para una buena inclusión de las personas con discapacidad en los empleos del futuro es imprescindible que la sociedad entienda la necesidad de la inclusión laboral, ya que ésta reportará unos grandes beneficios a nivel social pero también económicos”.

Finalmente, Jordi Planella, director de la Cátedra Fundación Randstad-UOC de Discapacidad, Empleo e Innovación Social, cree que "es necesario impulsar estudios e investigaciones que nos permitan entender las demandas del mercado laboral y avanzamos ofreciendo la formación adecuada porque las personas con diversidad funcional tengan las mismas oportunidades de acceso a los puestos de trabajo. Tenemos que construir de forma acelerada las bases que tienen que sostener una sociedad inclusiva formada por organizaciones diversas".

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top