La ONG lanza la inicitaiva: “Infancia segura: prevención y respuesta a la violencia entre iguales” que busca favorecer la participación y el liderazgo social de niños, niñas y jóvenes, así como dar un impulso a la Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia. El proyecto está cofinanciado por la Unión Europa y se desarrollará en cinco países, entre ellos España, durante los próximos dos años.
Aldeas Infantiles SOS pone en marcha un proyecto para garantizar infancias seguras

Aldeas Infantiles SOS ha puesto en marcha el proyecto “Infancia segura: prevención y respuesta a la violencia entre iguales”, que busca empoderar y capacitar a niños, niñas y jóvenes para que sean agentes activos en la creación de entornos seguros tanto para ellos como para sus iguales, así como formar a los profesionales que trabajan con la infancia en la identificación, prevención y respuesta a la violencia entre iguales. Con esta iniciativa, la organización de atención directa a la infancia busca abordar e impulsar la Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia. 

Este programa está cofinanciado por el Programa de Derechos, Igualdad y Ciudadanía de la Dirección General de Justicia de la Unión Europea y tiene una duración de dos años. Está liderado por Aldeas Infantiles SOS Internacional y su implementación se llevará a cabo en España, Bélgica, Francia, Italia y Rumanía. El proyecto se apoya en la metodología de conductas protectoras, que aboga por el desarrollo de la autoconfianza en los niños, niñas y adolescentes y en el fomento de habilidades que les ayuden a no ser victimizados. Además, pone a los niños, niñas y jóvenes en el centro del aprendizaje e incide en la educación entre iguales. A partir de este programa se llevarán a cabo varias formaciones presenciales con las que se capacitará a 455 niños, niñas y jóvenes y a 572 profesionales. Asimismo, se incidirá a nivel político y legislativo con el fin de abogar por cambios estructurales que propicien una infancia y una adolescencia libre de violencia. 

Concha Maldonado, coordinadora del programa explica que la participación es clave en el proyecto, ya que con él se fomenta el liderazgo social de la infancia al ser los propios niños, niñas y jóvenes los que proporcionarán la información en la que se basarán las formaciones tanto para ellos como para los profesionales, y los que darán las pautas a los adultos. “Ellos son los verdaderos expertos y expertas y debemos nutrirnos de su experiencia”, señala Maldonado.

Algunos de los temas que se abordarán en las formaciones serán cómo pueden protegerse a sí mismos los niños y las niñas, y todas aquellas habilidades que contribuyan a la prevención y a la detección de la violencia entre iguales, así como al apoyo a las víctimas y a aquellos que cometen conductas violentas. “Las situaciones de violencia entre iguales suelen ser complejas y generalmente implican aspectos físicos, emocionales y sexuales. A pesar de la prevalencia de la violencia entre iguales en diferentes entornos, para los profesionales que acompañan a los niños, niñas y jóvenes, responder a ella de una manera efectiva es todo un desafío”, incide la coordinadora del proyecto. De ahí la importancia de que tanto los chicos y las chicas como los profesionales que los acompañan estén capacitados y empoderados para hacer frente a estas situaciones.

Desde la coordinación del proyecto explican que la violencia entre iguales incluye bullying, ciberbullying, violencia sexual, emocional y física, acoso e intimidación; y reconocen que todos son comportamientos perjudiciales tanto para las víctimas como para los agresores.  Como punto de partida, esta semana se han dado cita los miembros del Grupo Nacional de Coordinación del proyecto, un instrumento que pretende involucrar a socios clave y lograr un mayor compromiso por parte de las administraciones públicas y otros actores implicados, todo con el objetivo de concienciar a la comunidad y de introducir el tema de la violencia entre iguales en la agenda pública. No en vano, este grupo de trabajo está constituido por la Dirección General de Derechos de la Infancia y de la Adolescencia del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, la Plataforma de Infancia (estando así representadas 73 organizaciones de infancia), la Cátedra Santander de Derechos del Niño de la Universidad de Comillas, así como dos jóvenes expertas y el equipo de coordinación de Aldeas Infantiles SOS.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top