Se trata del BBVA Open Internacional de Valencia, que se celebra en la capital del Turia hasta el 19 de septiembre. Este se ha convertido en el primer torneo de tenis del mundo en compensar su huella de carbono gracias a la puesta en marcha de medidas de ahorro energético, reciclaje y reducción de emisiones, así como a la compensación de la huella a través de dos proyectos impulsados por la empresa Climate Trade.
BBVA organiza el primer torneo de tenis neutro en emisiones de CO2

BBVA y los organizadores del BBVA Open Internacional de Valencia, que se ha convertido en el segundo torneo femenino más importante de España, se han alineado con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 13 de ‘Acción por el clima’. Para ello, han adoptado un total de 10 medidas durante  su celebración en el Sporting Club de Tenis de Valencia con el fin de combatir el cambio climático y compensar en su totalidad la huella de carbono.

El BBVA Open Internacional de Valencia ha permitido visibilizar a las mujeres que forman parte de eventos deportivos como este -jugadoras, jueces, árbitros y recogepelotas- convirtiéndose en un torneo referente en España. Asimismo, contribuye con el ODS 5 de las Naciones Unidas para lograr la igualdad de género y empoderar a las mujeres y las niñas.

Para cumplir con la meta de ser climáticamente neutros, en cuanto a movilidad, han fomentado el transporte público a través de las redes sociales; el uso de vehículos oficiales eléctricos e híbridos y han habilitado un parking para patinetes eléctricos y bicicletas. Para reducir los residuos e incentivar el reciclaje, se han habilitado diferentes papeleras para el depósito de residuos de manera sostenible; los vasos son compostables y las pelotas de cada partido se donarán a escuelas, empresas de reciclaje u organizaciones solidarias para alargar su vida útil. Además, el trofeo que se entregará a la ganadora está producido con plásticos recogidos en el Mar Mediterráneo por parte de la empresa Gravity Wave, cuya misión es reducir al máximo la contaminación plástica en los océanos.

Cabe destacar que estas medidas se han completado con otras vinculadas al mantenimiento de la biodiversidad. Los asistentes pueden acceder al recinto mediante un código QR -y evitar así la impresión de entradas-, el espacio donde se celebra el torneo es libre de humos, y los materiales impresos serán de papel reciclado para ayudar a los problemas de deforestación. Por otro lado, las entradas al recinto se han adaptado para todo tipo de personas con movilidad reducida. También se ha creado un acceso especial a la pista.

De esta forma, se contribuirá a reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Para compensar el resto de CO2 que pueda generarse durante el evento, la empresa Climate Trade pondrá en marcha dos proyectos. El primero de ellos es el REDD+ de Naciones Unidas, desarrollado por Bosques Amazónicos, organización peruana especializada en la conservación, protección, recuperación y manejo sostenible de bosques tropicales como el Amazonas. El objetivo del proyecto es la protección de 500.000 hectáreas de terreno para aumentar la calidad de vida de la gente local y el valor de sus bosques, implementando un sistema de vigilancia que permita la detección temprana de riesgos de deforestación

El segundo proyecto que contribuirá a la compensación  de la huella de carbono del torneo de tenis es una iniciativa pionera que promueve la recolección y utilización del gas que se genera en el vertedero de la Central de Santa Rosa en Río de Janeiro (Brasil). El objetivo es reducir en un 50% las emisiones de gases de efecto invernadero mediante la captura y quema del metano generado por la descomposición de los desechos orgánicos del vertedero y generar electricidad a través de la misma.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top