En nuestra vida cotidiana estamos rodeados de productos hechos de plástico. Si bien es cierto que muchos son evitables, hay otros que resultan imprescindibles. En el afán de cuidar el planeta y desarrollar hábitos más sostenibles y respetuosos con el medioambiente Greenpeace aconseja no sólo reciclar, sino más bien re utilizar aquellos plásticos que así lo permitan.
¿Reciclar o re- utilizar? Soluciones para reducir la contaminación plástica

Ya no hay dudas de que debemos dejar atrás el consumo de plásticos de un solo uso. Está claro que hay algunos elementos que no podemos evitar utilizar como las mascarillas descartables, los guantes o algunos envases, pero hay muchos otros casos en los cuales es posible reciclar o bien re- utilizar. Especialmente durante la pandemia, algunos plásticos de un solo uso fueron imprescindibles para evitar la propagación del coronavirus, sin embargo, es momento de reflexionar sobre nuestro uso de plásticos.

Tras el paso de la COVID-19, en los últimos meses bares y cafés dejaron de usar tazas de loza o de servir la bebida en tu termo personal y volvieron a los vasos desechables; comercios y supermercados volvieron a dar bolsas plásticas, aunque estuvieran prohibidas, y restaurantes usaron cientos de empaques desechables en alimentos para llevar. Ya es momento de volver a las prácticas pre- pandemia y recuperar nuestra consciencia plantearía.

Greenpeace afirma que llegó la hora de cambiar a envases reutilizables para que podamos transitar hacia un consumo más responsable. El pasado 16 de junio se celebró el Día Mundial del Refill, o de rellenar o usar envases reutilizables. Se trata de una campaña global para generar conciencia sobre la importancia de impulsar los reutilizables frente a los productos desechables o de un solo uso. Lo anterior previene la contaminación plástica y ayuda a proteger los ecosistemas.

Si bien reciclar es importante, esto también tiene un gasto energético que contamina. Por el contario, cuando hablamos de reutilizables nos referimos a objetos, especialmente con los que ya contamos, hechos con materiales resistentes, no tóxicos, lavables y diseñados para usarse varias veces por mucho tiempo, como los tuppers, recipientes o contenedores para alimentos, termos de café, cilindros para agua, bolsas de tela lavables, cubiertos de metal o madera, etc.

Muchos reutilizables son perfectamente seguros si los lavamos adecuadamente, mientras los plásticos de un solo uso no son más seguros que las opciones reutilizables ya que el SARS-COV-2 puede permanecer contagioso por varios días en superficies plásticas y también tendrían que lavarse.  Asimismo, los beneficios para el medio ambiente de los reutilizables son enormes, por ejemplo, de acuerdo a Oceana aumentar en tan solo 10% la cuota en el mercado de botellas retornables para bebidas en los países costeros en lugar de usar botellas PET desechables, significaría una reducción del 22% en la contaminación marina por estos envases. En otras palabras, se evitaría que entre 4 mil 500 y 7 mil 600 millones de botellas PET acabaran en el océano.

Para avanzar hacia hábitos más sostenibles, Greenpeace recomienda:

  • Combatir la contaminación por plásticos desde su raíz, disminuyendo nuestro consumo de desechables. Lo cual evitará generar residuos que después inundarán los ecosistemas.
  • Avanzar hacia el consumo responsable. Dejar atrás la cultura del usar y tirar y adoptar la revolución de lo reutilizable.
  • Informarnos sobre los beneficios ambientales, sociales y de salud de dejar lo desechable. Compartir esta información nos permitirá avanzar hacia el cambio.
  • Los reutilizables son seguros (lavados correctamente) y deben ser parte del mundo post-pandemia: no hay salud en un planeta enfermo.
  • Demostrar a las empresas que como personas consumidoras exigimos opciones reutilizables. Nuestras decisiones de consumo son a favor de los modelos económicos que queremos y de la sociedad en la que queremos vivir.
  • Exigir a las empresas más compromiso para dejar los plásticos de un solo uso y a los gobiernos locales que hagan su parte.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top