La biotecnología es una fortaleza en el proceso de transformación industrial hacia una economía circular y un mundo más sostenible. En este contexto, más de 160 “biotech” de nuestro país buscan alternativas para combatir el cambio climático.
Empresas “biotech” españolas buscan soluciones en pos de una economía más verde

El sistema económico actual y el modelo lineal de consumo ha demostrado que ya es obsoleto. La lógica del “úselo y tírelo” ha quedado en el pasado y es momento de apostar por nuevas lógicas de consumo.  Afortunadamente, la transformación hacia una industria cada más verde es una prioridad para la Unión Europea desde que la Comisión Europea pusiera en marcha el Pacto Verde Europeo.

En este escenario de cambio, para allanar el camino hacia la sostenibilidad, la biotecnología industrial se presenta como una de las grandes fortalezas. En nuestro país, ya son al menos 163 las empresas ´biotech´ especializadas en el área industrial, que luchan para combatir el cambio climático, según datos recogidos por AseBio, la Asociación Española de Bioempresas. Las empresas especializadas en la biotecnología industrial fabrican más de la mitad de las enzimas del mundo utilizadas en la fabricación de una amplia gama de productos en sectores industriales que incluyen productos químicos, farmacéuticos, alimentos y piensos, detergentes, papel y pulpa, textiles, energía, materiales y polímeros.

La biotecnología industrial garantiza el desarrollo sostenible de todas las empresas y sus muchos beneficios hablan por sí solos. Reducir hasta un 65% las emisiones de gases de efecto invernadero con productos de base biológica, desarrollar nuevas soluciones para el tratamiento de aguas residuales, reducir la emisión de hasta 2.500 millones de toneladas de CO2 al año para 2030 y e impulsar el transporte verde con biocombustibles que sustituyen los materiales fósiles.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo la biotecnología, además de preservar el ambiente mediante el uso de maquinaria industrial verde, permite ahorrar el consumo de recursos como agua y electricidad y hacer un uso más eficiente, reduciendo las emisiones de CO2, produciendo alimentos saludables y nutritivos y mejorando la seguridad energética. El tan aclamado “Green Deal” tiene como objetivo principal impulsar la transición hacia una sociedad justa y próspera, con una economía moderna, eficiente en recursos y competitiva en Europa.  Tan clave es el papel de la biotecnología en esta transformación industrial, que, para velar por el cumplimiento de este pacto por el clima, AseBio ha sido designada como coordinadora nacional.

A este importante reto, también se ha sumado recientemente España con su plan “España 2050”, cuyo eje principal es lograr una economía circular y neutra en carbono, además de desarrollar nuevas tecnologías para dejar de depender del petróleo y de otros tipos de fuentes energéticas como el gas natural.

Ana Polanco, presidenta de AseBio, asegura que: “La recuperación económica va a ser verde o no será. La biotecnología, presente en 11 de los 17 ODS, es clave para impulsar un crecimiento sostenible e intensivo en conocimiento y contribuir a la transición verde mitigando el cambio climático, la conservación de los recursos naturales, facilitando la agricultura segura y el abastecimiento de alimentos seguros y saludables”. 

Pero no solo las “biotech” españolas están comprometidas con la emergencia del cambio climático. El grupo bancario Cajamar lleva años apostando y apoyando el sector agroalimentario como motor para el desarrollo sostenible en España a través de dos centros experimentales. En el área energética, el Centro Nacional de Energías Renovables (CENER) es un centro tecnológico puntero en España, especializado en la investigación de las energías renovables, que cuenta, entre otras infraestructuras con un centro propio de biomasa. Un sector que ha pasado del 19,3% de la cobertura de demanda eléctrica por parte de energías renovables en el año 2000, al 38,6% en 2020. CENER destaca el papel de la Bioeconomía para la defosilización de la industria química con el fin de mejorar la sostenibilidad de muchos productos gracias al carbono biogénico renovable.

La transformación industrial será uno de los platos fuertes de Biospain 2021, el evento internacional de referencia del sector biotecnológico español, que se celebrará del 27 de septiembre al 1 de octubre de 2021 en formato híbrido, tanto virtual como presencialmente, en el Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra-Baluarte en Pamplona-Iruña, en colaboración con el Gobierno de Navarra y Sodena (Sociedad de Desarrollo de Navarra) y con el apoyo de los patrocinadores platinum ICEX España Exportación e Inversiones y Merck. “Biospain 2021 será una oportunidad única para catalizar el enorme potencial del sector de la biotecnología para hacer frente al reto climático”, destaca Ana Polanco.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top