La entidad financiera da un paso más en su gran compromiso medioambiental. Esta vez ofrecerá tarjetas recicladas en todos los países donde opera antes de finalizar 2021, y en 2023 el banco ya no emitirá otro tipo de tarjetas. Durante este año, la entidad financiera entregará hasta 7,3 millones de estas tarjetas a sus clientes en un proceso progresivo por segmentos y por países. En nuestro país, actualmente, ya todas las nuevas tarjetas que BBVA emite son recicladas.
Todas las tarjetas de BBVA serán de material reciclado en dos años

BBVA ha optado, tras estudiar diversos materiales, por fabricar sus tarjetas con PVC (policloruro de vinilo), reciclado, que es el más sostenible. Su duración es la misma que la del PVC normal. Por este motivo se desechó el uso de otros materiales ecológicos alternativos que tienen menos durabilidad y que, además de requerir un esfuerzo adicional en los procesos de reciclaje, supondría aumentar el número de tarjetas emitidas.

La entidad financiera ha sido la primera de Europa en lanzar una tarjeta de plástico reciclado en PVC que procede de desechos de diferentes industrias como embalaje, impresión o automoción. El banco tiene actualmente 90 millones de tarjetas en circulación y su aspiración es que en 2023 todas las tarjetas que emita sean recicladas. Firmes en su convicción de apostar por la economía circular como pilar del desarrollo sostenible, su compromiso es seguir mejorando este producto hasta hacerlo 100% reciclado.

Con la emisión de 7,3 millones de tarjetas recicladas en 2021, BBVA quiere impulsar la economía circular —basada en las cuatro erres: reducir, reutilizar, reciclar y recuperar— para evitar emitir 23,2 toneladas de plástico nuevo al mercado. Esto supondrá reducir, solo en el proceso de fabricación, las emisiones de CO2 en 51,1 toneladas al año. Para llegar a fabricar tarjetas con el 100% deseado de material reciclado habrá un periodo de transición. Así, las primeras tarjetas se emitirán con el 86% de material reciclado. El motivo es que hay que dimensionar el nuevo material y esto lleva un proceso que culminará a final de 2021.

España, Portugal, México, Perú y EE.UU. y Argentina ya cuentan, en diferente grado, con tarjetas recicladas. Para después del verano está prevista su implantación en Colombia. El proceso se completará gradualmente en el resto de países. Conforme vaya renovándose el parque de las tarjetas, se irán sustituyendo por esas tarjetas recicladas. Además, BBVA ya ofrece a los clientes de nuestro país la posibilidad de reciclar sus viejas tarjetas entregandolas en sus oficinas. En esta línea, el banco ha anunciado recientemente el reciclaje de 90.000 tarjetas de crédito y débito de sus clientes en apenas tres meses. La iniciativa ha permitido reaprovechar 450 kilos de residuos plásticos, que supone reutilizar el 90% de las materias primas que las componen para producir nuevos productos.

Cabe destacar que el banco no está utilizando nuevos recursos para producir este material; al contrario, fomenta el reciclaje del plástico (nuevo uso de un residuo ya existente) y se evita la generación de un nuevo residuo. Las tarjetas recicladas están fabricadas en varias capas de diferentes materiales, con un 86% de PVC (policloruro de vinilo) elaborado a partir de otros plásticos. Actualmente, ese 86% es el valor más alto de reciclaje del sector financiero a nivel mundial, pero el compromiso es que a partir de mayo de 2021 este material tenga un origen 100% reciclado. Adicionalmente, dentro del marco de relación con sus proveedores, BBVA abrirá internamente en 2022 una línea de I+D para desarrollar con ellos soluciones sostenibles.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top