Para revertir esta situación, la Universidad Pontificia Comillas, Fundación Iberdrola y EMT apuestan por la FP STEM y de este modo aumentar la empleabilidad de las mujeres. Además, los estudios señalan que el sector de la movilidad y la sostenibilidad es una alternativa clave de empleo estable y de calidad.
Menos del 8% de las universitarias estudian grados STEM

La Cátedra Mujer STEM Sostenibilidad y Movilidad de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad Pontificia Comillas (Comillas ICAI), Fundación Iberdrola España, y EMT han organizado de manera conjunta la mesa redonda “El futuro de la empleabilidad de la mujer a través de la formación STEM: FP, la gran alternativa. Las tres instituciones han querido poner de manifiesto la escasa participación actual de las mujeres en las profesiones STEM relacionadas con la formación profesional, así como sensibilizar a la comunidad educativa y a las empresas del potencial de la mujer en estos perfiles profesionales. Atraer el talento femenino a los estudios de FP STEM es clave para las empresas y constituye una oportunidad para reducir la brecha de género y conseguir una sociedad más igualitaria. Durante el encuentro se han analizado los múltiples factores tanto en el ámbito educativo, socio-económico, familiar y personal que causan esta escasa presencia de la mujer.

En España se prevé que en los dos próximos años se generen 390.000 puestos STEM con mejores salarios y buenas perspectivas laborales y profesionales. Los estudios realizados sobre las necesidades futuras de profesiones, que aseguren un buen desarrollo profesional y una empleabilidad de calidad, auguran un crecimiento del 14% de las profesiones STEM (acrónimo de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Empero, las cifras muestran una baja presencia femenina en este ámbito; mientras la mitad de los estudiantes universitarios son mujeres, menos del 8% eligen grados STEM. En el caso de la FP, la presencia de mujeres estudiando una familia profesional STEM no supera el 3,6 %.

Yolanda González Arechavala, directora de la cátedra, afirmó durante el evento que: “desde una falsa sensación de autoeficacia y falta de estereotipos femeninos en la cultura mediática, hasta el propio sesgo de género del profesorado STEM y unos métodos de enseñanza poco motivadores, pasando por una sociedad con escasa alfabetización científica y una relación coste-beneficio poco valorada en este tipo de estudios”. Son todas ellas las causas que provocan estos porcentajes tan escasos de mujeres en estudios STEM.

La organización de esta mesa redonda se enmarcó en la agenda de la Cátedra Mujer STEM Sostenibilidad Movilidad, una innovadora iniciativa público-privada puesta en marcha por Iberdrola, a través de su Fundación en España, junto con la Empresa Municipal de Transportes de Madrid y la Universidad Pontificia Comillas. La cátedra nace en octubre de 2020 para la promoción en la mujer de vocaciones STEM (un acrónimo del inglés de science, technology, engineering y mathematics), en particular en el ámbito de la formación profesional para la movilidad sostenible. Entre sus objetivos, está investigar las causas de la baja presencia de mujeres en este tipo de estudios, analizar la adecuación de los contenidos académicos con las necesidades de las empresas participantes, y poner en marcha aquellas acciones tácticas necesarias para promocionar las vocaciones STEM en mujeres y niñas con el fin de revertir la situación actual y atraer el talento femenino al sector de la sostenibilidad y la movilidad.

El encuentro, centrado en el potencial de la formación profesional, ha sido inaugurado por el rector de la Universidad Pontificia Comillas, Julio L. Martínez; Borja Carabante, delegado de Medio Ambiente y Movilidad, y el presidente de la Fundación Iberdrola España, Fernando García. Por su parte, la secretaria general de FP del Ministerio de Educación y Formación Profesional, Clara Sanz, y la viceconsejera de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, Rocío Albert, han sido las encargadas de clausurar el encuentro, que ha contado con la participación de Alfonso Sánchez, gerente de EMT; Ramón Castresana, director de la Fundación Iberdrola España, y Yolanda González Arechavala, directora de la cátedra y profesora de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (Comillas ICAI).

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top