La iniciativa es impulsada por la Red Española del Pacto Mundial, la OIT y UNICEF España con el objetivo de poner fin a esta problemática grave e injusta. En todo el mundo 152 millones de niñas y niños están atrapados en el trabajo infantil. La campaña estará abierta hasta el 30 de marzo, para sumar compromisos de organizaciones, instituciones, empresas y particulares en esta lucha.
Se lanza una convocatoria a empresas y organizaciones para erradicar el trabajo infantil

El trabajo infantil está lejos de ser una problemática del pasado. Actualmente, alrededor de 152 millones de niños, niñas y adolescentes de todo el mundo realizan trabajo forzoso en sectores como la agricultura, los servicios o la industria. Mientras deberían estar en la escuela o jugando, son millones de vidas que saltan al mundo adulto de manera obligada corriendo innumerables riesgos. La situación afecta también a las economías de mayores ingresos de Occidente, donde 2,5 millones de niños y niñas se ven afectados por esta situación.

Si bien ha habido algunos avances en la materia en los últimos años, el escenario se ha agudizado por la pandemia de la COVID-19. En América Latina y el Caribe se estima que en el último año el trabajo infantil ha aumentado entre 300.000 y 370.000 las víctimas del trabajo infantil, lo que supone invertir la tendencia positiva de descenso que se observaba desde principios de siglo.

Para acabar con el trabajo infantil en todo el mundo es que surge la alianza local que han formado la Red Española del Pacto Mundial, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y UNICEF España (miembros de la Alianza mundial 8.7) con motivo de la celebración en este 2021 del Año Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil. Las tres entidades han lanzado una campaña en España para lograr el apoyo de organizaciones, instituciones, empresas y actores individuales que se comprometan a actuar para acabar con esta forma de trabajo forzoso que vulnera la Convención sobre los Derechos del Niño.

Todas aquellas empresas, organizaciones y particulares que quieran sumar su apoyo a la alianza pueden hacerlo registrando sus compromisos de acción a través de la página web oficial del Año Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil hasta el 30 de marzo. Los interesados tienen que identificar una acción que puedan completar desde ahora hasta diciembre de 2021, e irla documentando en redes sociales para mostrar su compromiso y convertir este año en un movimiento mundial a favor de la infancia.

En las últimas décadas se han conseguido notables avances –entre 2000 y 2016, el número de niños afectados se redujo un 38%–, pero el camino por recorrer sigue siendo arduo y, por ello, es necesario y urgente apuntalar los compromisos y avanzar hacia la consecución del objetivo 8.7 de la Agenda 2030 para poner fin al trabajo infantil en todas sus formas en 2025. Todos estos compromisos que asuman quienes formen parte de la campaña irán preparando el camino para erradicar de aquí a 2025 el trabajo infantil.

A tenor de estas cifras, Cristina Sánchez, directora ejecutiva del Pacto Mundial de Naciones Unidas España, ha aseverado que “para lograr un impacto real en la erradicación de este problema global será necesario adoptar un enfoque holístico y colaborar con todas las partes interesadas. Es por ello que hoy emprendemos esta alianza, con el objetivo de aumentar el impacto, en nuestro caso en el sector empresarial. Queremos así conseguir que las empresas intensifiquen su diligencia debida en materia de derechos humanos e identifiquen, prevengan, mitiguen y den cuenta de todos los impactos en sus operaciones y cadenas de valor, lo que contribuirá a abordar el trabajo infantil y el trabajo forzoso.”

Para Javier Martos, director ejecutivo de UNICEF España, “el trabajo infantil priva a niños, niñas y adolescentes de su infancia y de su futuro. La COVID-19 ha aumentado su vulnerabilidad con el cierre de escuelas, la pérdida de ingresos de sus familias y el incremento de la pobreza. Por ello, desde UNICEF estamos redoblando esfuerzos para promover un enfoque integrado de reducción de las causas profundas del trabajo infantil y para garantizar que los niños y niñas disfrutan de sus derechos plenamente, se desarrollan en entornos protectores y acceden a oportunidades para potenciar su talento y formación”.

Por su parte, Joaquín Nieto, director de la Oficina de la OIT para España ha declarado que “con el trabajo infantil no cabe la indiferencia” por lo que “invita a todos los gobiernos y empresas a comprometerse con los convenios de la OIT sobre trabajo infantil, con la debida diligencia para evitar el trabajo infantil en toda la cadena de subcontratación establecida por las directrices de Naciones Unidas sobre empresas y derechos humanos y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible para para erradicar el trabajo infantil en 2025”.

La problemática es compleja y para resolverla de raíz es necesario contar con el apoyo de todos los sectores.Solo aunando esfuerzos podremos alcanzar el objetivo de erradicar el trabajo infantil, una situación que afecta a demasiados niños y niñas en su vida diaria, en su desarrollo físico y emocional y en su futuro, y que les impide el disfrute de sus derechos.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top