Margaritas

Pero mamá, ¿el ramo será de margaritas? A ti te gustan mucho las margaritas mamá. – repite Trini, tirando de la mano amable de su madre. 

Vamos al jardín y juntemos un ramo de muchas flores pequeñitas, mamá, muy blancas y con muchos pétalos. He visto que hay muchas al salir del colegio, mamá – sigue insistiendo Trini.

Pero su madre respira hondo y quiere contar una historia a Trini:

Trini las margaritas son hermosas cuando están en el jardín. No debemos cortarlas. Pero, hoy haremos un ramo muy especial, con flores moradas de papel hechas por las trabajadoras del Teatro Real. - Mamá, si son de papel, ¿puedo pintarlas? Y ponerle nombre? - Claro que sí pequeña, vamos a coger la primera:

  • Esta es por todas las mujeres que están en los hospitales cuidando de nosotros y sobre todo de los mayores en este año de pandemia tan complicado, ¿Cómo quieres que se llame? - Mamá, aunque es morada le voy a dibujar una mascarilla y quiero que se llame VIDA.
  • Esta segunda es por todas las mujeres que nos atienden en el super y por las que vigilan nuestras calles y por las que limpian nuestras oficinas – Mamá he dibujado una capa de super poderes, y quiero que se llame VALOR.
  • Mamá yo quiero una dedicada a mis profesoras y quiero que se llame EDUCACIÓN.
  • Mira Trini una por todas las mujeres científicas – no sé qué dibujar mamá pero quiero que se llame CONOCIMIENTO.
  • Y esta otra por todas las mujeres periodistas – quiero que se llame COMUNICACIÓN
  • Mira mamá una debería ser por todas las cantantes y actrices, y las que se dedican a la música, y …quiero que se llame ARMONIA- y pequeña también debería llamarse CULTURA
  • Trini tenemos que incluir una por todas las mujeres, aunque no son muchas que son superjefas, Directivas, en todos los sectores, y a esta quiero que la llames OPORTUNIDAD. Estoy segura pequeña que tu tendrás esta oportunidad y podrás entonces hacer un ramo de flores de papel blancas, como las margaritas, y tu realidad será la SOSTENIBILIDAD, y la IGUALDAD, esta que hoy reivindicamos

Dedicado a las mujeres que un año más lucen un ramo violeta, esperando que las generaciones que siguen puedan lucir margaritas blancas.

Una vez más, es necesario poner de manifiesto la escasa presencia de mujeres en los puestos de responsabilidad de las principales corporaciones, en los órganos de decisión de nuestros gobiernos…

La sostenibilidad de nuestra sociedad se debe garantizar con la igualdad de oportunidades que parte de unas reglas de juego truncadas.

Faltan ejemplos de los del día a día, educación, literatura, música, teatro, publicidad, ciencia, premios nobel, esquemas de modos de liderazgo, donde además de trabajar y mucho que ya lo hacemos cada día, podamos desarrollar el potencial que seguro tenemos y que falta en estos días tan complicados que estamos viviendo.

La brecha de género, en lo que se refiere a la población activa, aunque persiste, se va reduciendo. Pero en los puestos de toma de decisiones a pesar de la Ley de Igualdad se sigue manteniendo de manera muy notable.

Basta ya de heroínas, no queremos ser “Carmen”, queremos poder lucir margaritas.  

Nuria Gallego Salvador

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top